‘Vuelos a ninguna parte’: el ‘as bajo la manga’ de las aerolíneas para recuperarse de las pérdidas durante la pandemia

La estrategia, que ya se ha puesto en marcha por algunas aerolíneas, lleva como principal objetivo revivir la experiencia a bordo de un avión

2 Minutos de lectura

13 de Octubre 2020 / 19:20 CEST

‘Vuelos a ninguna parte’

El ‘as bajo la manga’ de las aerolíneas para recuperarse de las pérdidas durante la pandemia

© GettyImages

Fronteras cerradas y un sinfín de vuelos cancelados fueron algunas de las primeras medidas tomadas internacionalmente tras el inicio de la pandemia por coronavirus, por lo que miles de viajeros del mundo vieron frustrados sus planes, derivando así en una dura crisis para las aerolíneas que comenzaron a presentar pérdidas millonarias. A raíz de la situación, el departamento de ventas y marketing de cada compañía ha presentado sus mejores ideas para una pronta recuperación y, de acuerdo a eldiario.es, una de las más recientes y llamativas es ‘Vuelos a ninguna parte’, que representan una nueva oferta de viaje, que consiste en subirse a un avión, iniciar un vuelo y aterrizar en el mismo aeropuerto del despegue.

Estos vuelos sin destino tienen la intención de sobrevolar zonas de interés y de que los viajeros revivan la sensación de ir a bordo de un avión, la cual los usuarios no han podido vivir desde inicios del 2020. La compra de billetes para realizar este tipo de vuelos también supone una recuperación para el sector aéreo, uno de los más golpeados por la crisis del Covid-19.

Los billetes que han salido a la venta para disfrutar de esta modalidad de viaje tienen un coste muy bajo, por lo que la iniciativa está resultando exitosa por el momento. Una de las primeras empresas de aviación que ya está comprobando los beneficios de esta estrategia, es la japonesa ANA, que ya ha presentado ganancias después de poner a disposición de sus clientes los ‘vuelos a ninguna parte’.

Vuelos cancelados
La cancelación de vuelos fue una de las primeras medidas tomadas internacionalmente tras el inicio de la pandemia©GettyImages

¿Cómo es la experiencia a bordo de un vuelo sin destino?

ANA, por ejemplo, probó la experiencia en su Airbus A380, un avión de dos plantas en el que se ofrecieron cócteles y regalos durante un vuelo de hora y media. El tiempo en el aire fue el equivalente a lo que los viajeros pasarían a bordo de un vuelo que va de Tokio a Honolulú, un trayecto que la aerolínea realizaba a diario y que a raíz de la pandemia lleva meses sin hacerse. Para este primer vuelo, los pasajeros fueron seleccionados al azar a través de un sorteo y una vez en el avión, se cumplieron todas las normas, desde la distancia de seguridad hasta un 36% menos del aforo total.

Por otro lado, StarLux Airlines, aerolínea de Taiwán, también ha presentado una oferta de viaje similar a sus clientes, pero en este caso, los vuelos tenían una duración de tres horas y media sobrevolando las Islas Pratas, en Asia. En este viaje la cena estaba incluida y los pasajeros a bordo pudieron disfrutar de 85 minutos de majestuosas vistas de la isla de Borneo, en Asia.

¿Cuáles podrían ser los puntos en contra de los ‘vuelos a ninguna parte’?

A pesar de que estos vuelos resultan de mucho beneficio para las aerolíneas y para los viajeros frecuentes, Leo Hickman, director de Carbon Brief -una web británica en busca de la concientización del cambio climático-, ha dejado ver su indignación en redes sociales, luego de expresar que estas experiencias suponen un gran problema para el calentamiento global y que, en su opinión, carecen de todo sentido. El ecologista también expresó su descontento al decir que 288 dólares (243 euros) no correspondían a un vuelo en clase turista si al final los viajeros no llegan a ningún sitio.