El salario mínimo más alto del mundo está en Ginebra: ¿de qué cifra hablamos?

La ciudad suiza sometió la propuesta a un referéndum en el que recibió un apoyo del 58,16 por ciento

2 Minutos de lectura

05 de Octubre 2020 / 19:10 CEST

Fountain Amidst Lake In City

Los trabajadores de Ginebra hacen una media de 41 horas a la semana y cobrarán unos 21 euros por cada una de ellas

© GettyImages

Ginebra es una de las ciudades más caras del mundo: allí el alquiler de un piso de reducidas dimensiones cuesta más de 2.000 euros al mes y comer en un restaurante puede salir, fácilmente, por unos 40 euros. Parece normal, por tanto, que el sueldo mínimo de sus habitantes se haya convertido en el más alto del mundo: ¿a cuánto asciende?

A partir de ahora, los trabajadores de la ciudad suiza cobrarán un mínimo de 23 francos suizos por hora, es decir, unos 21 euros según el cambio actual. Teniendo en cuenta que a la semana hacen una media de 41 horas, su nuevo salario ascenderá a 4.086 francos suizos. O lo que es lo mismo: 3.700 euros al mes. Una cifra que deja atrás el sueldo del segundo país que aparece en la lista: Australia con 2.180 euros.

Si lo comparamos con las otras cifras mínimas que hay en la Unión Europea, las diferencias siguen siendo altas: en Luxemburgo está fijado en 2.141 euros mensuales mientas que en Irlanda, Países Bajos, Bélgica, Alemania y Francia, según los datos de Eurostat, están entre los 1.706 euros del primero y los 1.539 del último.

Beautiful architecture of Geneva
El alquiler de un piso pequeño en Ginebra ronda los 2.000 euros mensuales y salir a comer supone 40 euros por persona©GettyImages

No son los primeros

Igual que ocurre en lugares como Italia, Chipre, Austria, Finlandia, Suecia y Dinamarca, en Suiza no existe un salario mínimo nacional. Corría el año 2014 cuando sometieron esta cuestión a votación en un referéndum: sobre la mesa se puso la posibilidad de implantar un salario mínimo de 21 francos por hora (20 euros). Los suizos votaron en contra. El Gobierno Federal no ve con buenos ojos esta opción ya que, desde su punto de vista, la flexibilidad laboral es parte del éxito de la buena salud económica del país.

Aunque en 2011 no prosperó una propuesta similar, ahora la iniciativa ‘23 francos es lo mínimo’ obtuvo el apoyo del 58,16 por ciento de los votantes. Ginebra no es el único cantón suizo que ha apostado por un salario mínimo de 3.700 euros: esta medida ya está en vigor en Jura y Neuchatel. Próximamente se instaurará pronto en Tesino y se someterá a votación en Basilea.