Tyler Perry, el amigo de los duques de Sussex, que ha pasado de dormir en un coche a tener un patrimonio de 716 millones de euros

El magnate del entretenimiento cedió temporalmente su exclusiva mansión de Beverly Hills al príncipe Harry y Meghan para que comenzaran a construir su nueva vida en Estados Unidos

3 Minutos de lectura

04 de Septiembre 2020 / 12:36 CEST

Dr. Phil McGraw Honored With A Star On The Hollywood Walk Of Fame

De orígenes humildes, Tyler Perry es un hombre hecho a sí mismo

© GettyImages

Ahora lo tiene todo, pero hubo un tiempo que no tuvo nada. El actor, director, dramaturgo y productor estadounidense, Tyler Perry es un hombre hecho a sí mismo que jamás imaginó que se disputaría el pódium de los más ricos con figuras como Oprah Winfrey, Steven Spielberg y George Lucas. “Me encanta cuando la gente dice que tenía ‘orígenes humildes’ cuando realmente quiere decir que era pobre” afirmaba recientemente el magnate del entretenimiento a la revista Forbes.

Tyler Perry Visits LinkedIn
De vivir en la miseria, Tyler Perry ha hecho un imperio en torno al entretenimiento ©GettyImages

Criado en Nueva Orleans, Perry abandonó la escuela secundaria y estuvo viviendo en su coche mientras luchaba por hacerse una carrera como dramaturgo. Hostigado por un padre autoritario y víctima de abusos sexuales por parte de algunos miembros de su familia, Tyler fue plasmando su vida en una serie de cartas que acabaría reuniendo posteriormente y convirtiendo en su primera obra de teatro bajo el título Sé que he sido cambiado. Un trabajo que le dio la oportunidad de hacer una gira por varios miniteatros hasta dar el gran salto a Broadway. Después llegaría a escribir hasta trece obras más de teatro creando un personaje llamado Madea al que recurriría en numerosas ocasiones. Se trataba de una anciana de mal carácter, en muchas ocasiones interpretada por el mismo, que le acabaría reportando mucha fama y dinero.

Afianzado en este campo, Perry decidió en 2005 dar el salto al cine con Diario de una mujer negra loca que le reportaría casi 200 millones de euros ( 50,6 millones por su recaudación en taquilla solo en Estados Unidos y 130 gracias a su distribución en televisión). Con sus cuentas totalmente saneadas, el ahora convertido en multimillonario debutaría como director con la cinta Madea‘s Family Reunion, con la que logró recaudar 60 millones de euros y con la que afianzó aún más su personaje de Madea, entorno al cual crearía hasta 14 películas, haciéndose así con unas ganancias de 650 millones de euros, costándole cada película menos de 8 millones de euros.

Dado que Perry escribe, dirige y produce todas sus películas de forma casi totalmente independiente, puede llevarse a casa la mayor parte de los beneficios de cada una de sus películas, lo que llevó a crear su propio estudio Tyler Perry Studios en Atlanta. “La propiedad lo cambia todo”, dijo en una entrevista con Forbes. Posee el 100 % del contenido que crea, lo que significa que él mismo creó un catálogo de películas, programas de televisión y obras de teatro que valen 310 millones de euros. Y es que tras haber conquistado la gran pantalla, Perry decidió hacer lo propio en la televisión, con igual o mayor éxito en el cine, dando vida a series como Tyler Perry‘s House of Payne o Meet the Browns.

Además ha triunfado como actor en películas como Star Trek o En la mente del asesino, entre otras y es autor de dos libros : Don‘t Make A Black Woman Take Off Her Earrings: Madea’s Uninhibited Commentaries on Love and Life y Higher is Waiting, ambos convertidos en best seller en Estados Unidos.

Tyler Perry's "A Fall From Grace" New York Premiere
Tyler Perry junto a su amiga y cantante Mariah Carey ©GettyImages

Amigo y confidente del príncipe Harry y Meghan

Perry, quien mantiene una relación con la modelo y activista Gelila Bekele junto a la que tiene un hijo, es propietario de varias propiedades en Nueva York, Los Ángeles y Wyoming, además de poseer dos aviones. Recientemente, se conocía que tras la renuncia de los duques de Sussex a su estatus de royals y tras pasar una temporada en Canadá ponían rumbo a Los Ángeles alojándose precisamente en una de las mansiones de Perry, con el que mantienen una excelente amistad. El magnate del entretenimiento cedía temporalmente a la pareja su exclusiva villa de estilo toscano de Beverly Hills, valorada en 16 millones de euros y donde el príncipe Harry y Meghan encontraron la tranquilidad que buscaban. La residencia está situada en la cima de una colina en la exclusiva urbanización privada de Beverly Ridge Estates, y cuenta con ochos dormitorios y doce cuartos de baño además de más de 8 hectáreas de terreno para poder ver sin ser visto.

Pero los duques de Sussex no son los únicos conocidos que forman parte del círculo de amistades de Tyler Perry. Oprah Winfrey, madrina de su hijo, Mariah Carey, Will Smith o Kanye West también son amigos de este visionario que va camino de colarse en la privilegiada lista de los 400 hombres más ricos de Estados Unidos.