Kendra Scott o cómo construir con 400 euros un negocio de joyas y triunfar a lo grande

Su firma de joyería está valorada hoy en día en mil millones, pero llegar hasta ahí no fue fácil

2 Minutos de lectura

30 de Agosto 2020 / 18:40 CEST

23rd Annual ACE Awards

Kendra Scott, una emprendedora de éxito y empoderadora de las mujeres

© GettyImages

La historia de Kendra Scott está marcada por los fracasos pero también por la persistencia, iniciativa y su espíritu emprendedor que la han llevado a ser actualmente una de las empresarias más exitosas con su línea de joyas que lleva su propio nombre y que está valorada en mil millones de dólares. Cuando comenzó su andadura empresarial no pasaba por su mejor momento, su esposo estaba en paro y ella estaba en casa guardando reposo recomendado por sus médicos por el nacimiento de su primer hijo. Tenía 28 años y solo unos 419 euros ahorrados, el dinero con el que comenzaría a construir un pequeño negocio.

Desde la habitación de su casa de Austin, Texas, ideó sus diseños y tras dar a luz, con el pequeño a cuestas, se fue vendiendo puerta a puerta sus productos en los pequeños locales de su zona. “Cuando tuve mi primera colección, envolví a mi hijo en un cargador de tela y puse mis joyas en una caja de té”, contó la empresaria en una entrevista con la ‘BBC’. Ese primer día fue un éxito puesto que vendió todo. Kendra se había fijado en que la mayoría de las joyas que se vendían en el mercado o eran muy baratas o muy caras, y ella quería algo intermedio. Así con su firma consiguió su objetivo produciendo piezas con piedras preciosas de calidad pero a un precio asequible.

Poco a poco fue llegando a importantes minoristas como Nordstrom y pasando a vender a otros negocios hasta dar el salto definitivo contratando a trabajadoras que le ayudaron a hacer crecer a su firma, e incluso teniendo que renunciar a su salario para conseguirlo.

En 2010 consiguió abrir su primera tienda en Austin y seis años después una firma de capital privado adquirió una participación en la compañía, valorándola desde entonces en más de mil millones de dólares. Además, cuenta actualmente con 80 tiendas, más de 2.000 trabajadores y son muchas las famosas que lucen sus creaciones como Blake Lively o Freida Pinto.

¿La clave de su éxito? Según ella, es importante hacer aquello que le apasione a uno y “cualquiera puede convertir un negocio secundario en una fuerte fuente de ingresos si lidera con auténtica pasión, entrega con un excelente servicio y satisface una verdadera necesidad”.

Kendra Scott Unveils Women's Entrepreneurial Leadership Institute At The University Of Texas At Austin
Kendra Scott con la actriz Freida Pinto©GettyImages

UNA EMPRESARIA COMPROMETIDA

Scott ha comentado en varias ocasiones que la familia, moda y filantropía son unos conceptos muy arraigados a su firma. Donó millones y miles de joyas a organizaciones benéficas, primordialmente para mujeres y niños. La empresaria ofrece generosos permisos de maternidad para sus trabajadores e incluso ayuda financiera para tratamientos de infertilidad.

Donó un millón de dólares a la Universidad de Texas para crear el Instituto de Liderazgo Empresarial de Mujeres Kendra Scott.