De tocar en salas vacías a ayudar a la gente a ganar dinero: esta es la historia del millonario Jack Conte

Quería ser músico a toda costa, pero ganarse la vida así no fue fácil y tuvo que recurrir a sus seguidores

2 Minutos de lectura

05 de Agosto 2020 / 18:23 CEST

2019 VidCon

Las fluctuaciones de la industria de la música fueron la inspiración de Patreon

© GettyImages

Si últimamente has echado un vistazo a las redes sociales de tus artistas preferidos puede que algunos de ellos te hayan hablado de Patreon. Se trata de una compañía que, según Forbes, en los próximos años puede llegar a valer 845 millones de euros. Detrás de ella se encuentra Jack Conte, de 36 años, un hombre que pasó de tocar con su grupo en salas vacías a tener una fortuna de más de 4,2 millones de euros.

Desde que era un niño, Jack Conte evidenció una especial predilección por el mundo de las artes. No en vano, su sueño era ser músico y, para ello, sus padres le mandaron a la Universidad de Stanford, un centro académico que marcaría su futuro personal y laboral: allí conoció a Nataly, su mujer, y a Sam Yam, su socio en Patreon.

Sin embargo, para llegar hasta ahí, Jack vivió en primera persona la montaña rusa de la industria musical. Cuando acabó la carrera decidió recorrer la Costa Oeste de Estados Unidos tocando en bares y locales: el fracaso fue tal que llegó a tocar en salas completamente vacías. Regresó a casa y probó suerte en My Space, pero la plataforma ya había iniciado su declive.

Aunque sus vídeos tenían millones de reproducciones, apenas ganaba con ellos 140 euros©GettyImages

El éxito efímero

Empeñado en mostrar su música al mundo, optó por hacerlo a través de Youtube de la mano de Nataly: crearon un dúo llamado Pomplamoose que empezó a tener éxito e, incluso, la propia plataforma los recomendó en la página principal. Este impulso les ayudó a conseguir sus primeros ingresos: 4.200 euros. Sin abandonar estos vídeos, probaron en iTunes y la suerte volvió a sonreírles: alcanzaron 30.000 descargas en un mes, con las que ganaron 18.600 euros que pudieron reinvertir.

En este punto, en 2009, Jack quería resarcirse de aquella gira que tan mal sabor de boca le dejó. Y lo consiguió: su nuevo tour generó unas ganancias de 170.000 euros, con los que compraron una casa, que equiparon con un pequeño estudio. Todo iba bien hasta que la industria de la música se saturó de talentos emergentes que querían mostrar sus composiciones y Pomplamoose apenas ganaba 140 euros con vídeos que atesoraban un millón de reproducciones.

2019 VidCon
En 2019 ayudó a los artistas a ganar más de 420 millones de euros©GettyImages

Pedir ayuda a sus seguidores

Empezó a pensar y se le ocurrió una solución: pedir ayuda a sus seguidores para que le apoyasen con una pequeña donación de unos cuantos euros cada vez que publicase un vídeo. Y para dar forma a aquella idea necesitaba a Sam Yam, su compañero de habitación que estaba trabajando como programador en Silicon Valley. Así nació Patreon y, en dos semanas, los fans de Jack le estaban pagando más de 4.200 euros por vídeo.

¿Cómo funciona Patreon? Los creadores de cualquier tipo de contenido que necesitan financiación se registran gratis y establecen recompensas exclusivas para aquellos que decidan apoyarlos. Estos mecenas (bautizados como ‘patreons’) pueden apoyarles con donaciones que parten desde un euro y, de la recaudación total que consigan en un mes, la plataforma se queda con una comisión que va del 5% al 12% en función de lo que escoja el artista al registrarse.

Así es como Patreon pasó de ser un pequeño proyecto de dos viejos amigos a convertirse en una compañía que tiene más de 150 empleados y ayuda a ganar miles de euros a creadores de contenido de todo el mundo. Así las cosas, en 2018 les generó más de 250 millones de euros, una cifra que creció hasta los 420 un año después.