La faceta más solidaria de MacKenzie Bezos: dona casi 1.500 millones de euros a organizaciones benéficas

Está cumpliendo la promesa que hizo de devolver la mayor parte de su riqueza a la sociedad que ayudó a crearla

2 Minutos de lectura

29 de Julio 2020 / 18:22 CEST

Business Leaders Meet In Sun Valley, Idaho For Allen And Co. Annual Conference

Toda su labor filantrópica la está llevando a cabo como MacKenzie Scott

© GettyImages

MacKenzie Bezos, conocida ahora como MacKenzie Scott tras divorciarse de Jeff Bezos, hizo una promesa y está decidida a cumplirla: “Devolver la mayor parte de mi riqueza a la sociedad que ayudó a generarla, hacerlo con cuidado, comenzar pronto y mantener esta determinación”. Integrante de la lista de las mujeres más ricas del mundo gracias a una fortuna valorada en 53.500 millones de euros, lleva un año haciendo donaciones a diferentes organizaciones benéficas.

Su divorcio de Jeff Bezos se formalizó en abril de 2019. Por aquel entonces, el patrimonio neto del CEO de Amazon ascendía a 115.000 millones de euros y, según los rumores que surgieron en aquel momento, su mujer tenía derecho a la mitad de todos sus activos. Es decir, MacKenzie podría haber recibido hasta 59.500 millones. Una cifra a la que habría que añadir la del valor de los 20 millones de acciones de Amazon que se llevó consigo: unos 30.000 millones de euros.

No es de extrañar, por tanto, que su actual riqueza la haya llevado hasta los puestos más altos del ranking más envidiado. Un ascenso que no la ha distraído de su objetivo: cumplir la promesa que hizo en su momento. MacKenzie ha desvelado cómo en los últimos doce meses ha donado, aproximadamente, 1.445 millones de euros a varias organizaciones que, principalmente, se centran en luchar contra las desigualdades: raciales, de género…

Ha dividido su millonaria donación en diferentes grupos históricamente marginados©GettyImages

Nueve áreas

Se trata de un trabajo que está en curso, pero tiene previsto que dure varios años: “El pasado otoño pedí a un equipo de asesores sin ánimo de lucro y con representación clave en determinados grupos históricamente marginados que me ayudaran a encontrar y evaluar organizaciones que tuvieran un gran impacto en varias causas”.

De esta manera, MacKenzie diseñó nueve áreas de necesidad a las que destinar distintas cantidades: LGTBIQ (39 millones de euros), igualdad de género (113 millones), salud pública (108 millones), cambio climático (106 millones)… hasta alcanzar los 1.445 millones de euros totales. Una inversión que puede estar entre las más importantes firmadas por MacKenzie Scott.