Jessica Alba es dueña de una empresa millonaria que nació de su necesidad por los productos cien por cien naturales

The Honest Company, la compañía que la actriz fundó, es un negocio de productos de consumo sostenibles y no tóxicos que incluso ha librado algunas demandas

2 Minutos de lectura

24 de Julio 2020 / 19:18 CEST

The Honest Company, la empresa millonaria que Jessica Alba fundó

Jessica Alba fundó su compañía millonaria después de que le surgiera una necesidad que no logró cubrir con lo que había en el mercado

© GettyImages

La maternidad fue una fuente de creatividad y de inspiración para Jessica Alba, quien después de tener a su primer hijo en 2008, se enfrentó a una necesidad que los productos para bebés que había en el mercado hasta ese momento en el mercado, no podían satisfacer: productos con hermoso diseño, accesibles, sin químicos tóxicos y que fueran seguros de usar. Fue así como nació su idea de fundar  The Honest Company, la empresa que ha llegado a ser valorada en 1.000 millones de dólares (864 millones de euros).

En 2008, los productos naturales y ecológicos eran realmente caros y prácticamente inalcanzables para personas de la clase media de Estados Unidos. Solo unos cuantos podían permitirse comprar productos orgánicos y veganos, libres de petroquímicos (líquidos que se obtienen del procesamiento del gas natural y que causan daños al medio ambiente principalmente). Todo esto fue lo que analizó las actris en su conjunto junto a Christopher Gavigan, quien había dirigido una ONG llamada Healthy Child Healthy World (Niños saludables, mundo saludable) y quien la ayudó a pulir un exitoso plan de negocios.

Para 2011, la protagonista de “Dark Angel”, ya se había convertido en una experta en productos de consumo y, poco después logró que The Honest Company estuviera dentro de la Ley de Control de Sustancias Tóxicas, que se encarga de otorgar los permisos para que más de 80.000 químicos usados en productos del hogar, pudieran ser comercializados sin tener que ser probados.

The Honest Company comenzó vendiendo pañales orgánicos con diseños divertidos y originales y toallitas limpiadoras para bebés, todo bajo la promesa de lo orgánico y sostenible. En 2014 y después de haber recaudado más de 127 millones de dólares (110 millones de euros), la compañía comenzó a comercializar con jabón y limpiadores de cocina, detergentes, bálsamos, multivitamínicos e incluso muebles para niños.

Gracias a los millones de seguidores que Alba tiene en redes sociales logró dar mayor publicidad a su compañía, sin embargo, en 2017 tuvo que pagar millón y medio de dólares (1.3 millones de euros) debido a varias demandas que afirmaban que sus productos no eran todo lo naturales que prometían ser. La actriz y sus socios, a día de hoy, continúan negando que aquel hecho fuera cierto y lo hicieron ver como una difamación, ya que según la web de The Honest Company, la empresa trabaja apegada a altos estándares de seguridad y transparencia con fórmulas desarrolladas directamente en sus laboratorios.

A día de hoy, la compañía comercializa más de 120 productos con más de 250 millones de dólares (216 millones de euros) de ingresos al año, gestionados a través de ventas online y tiendas físicas. Alba trabaja de la mano con varios inversionistas lo que le ha dejado solo el 20% de la compañía que fundó, sin embargo, ese porcentaje minoritario le representa una fortuna de más de 200 millones de dólares (172 millones de euros). No cabe duda que las decisiones inteligentes que la actriz ha tomado como empresaria le han dado como resultado un patrimonio millonario que continúa en crecimiento.