Jimena, la niña que gana más de 3 millones de euros al año sin salir de casa

Es toda una estrella en las redes sociales, donde tiene más de 11 millones de seguidores

2 Minutos de lectura

09 de Julio 2020 / 17:16 CEST

Kids Choice Awards Mexico 2017

La niña youtuber Gibby posa en el photocall de los Kids Choice Awards de Mexico en 2017, en los que fue nominada

© GettyImages

Jimena Valle, conocida como Gibby, es una niña mexicana de 13 años que es ya toda una celebridad en su país. Alcanzó la popularidad gracias a su canal en Youtube, en el que se estima que gana unos 4 millones de dólares al año (3,53 millones de euros) y que le ha proporcionado tal éxito que creó su propio show musical, con el que recorre todo México, cantando y bailando para su gran cohorte de fans.

Como muchas otras niñas y niños, Jimena soñaba con ser una estrella y, en concreto, youtuber . Desde los cinco años, cogía a menudo el teléfono móvil de su madre para grabarse cantando y bailando para que su familia la viera. Un día, a su hermana mayor se le ocurrió abrirle un canal en Youtube -al que puso por nombre Gibby- y todo cambió.

La pequeña tenía entonces 7 años. Su hermano la grababa y su hermana editaba los vídeos, que al principio eran muy sencillos. Simplemente hablaba sobre temas de interés para los niños de su edad, pero lo hacía con tal carisma que conectaba rápidamente con sus espectadores, los cuales empezaron a subir como la espuma.

En tan solo un año consiguió 10.000 seguidores y en dos, fue invitada a los Eliot Awards, unos prestigiosos premios del mundo de las redes sociales que son toda una referencia en Hispanoamérica. En la actualidad tiene más de 11 millones de suscriptores y ha alcanzado el récord en su canal de los 55,2 millones de visualizaciones de un único vídeo.

Fue a finales de 2018 cuando comenzó la gira por su país. El show, titulado ‘Gibby, la aventura musical’, consiste en contar, entre canciones y bailes, la historia de varios compañeros de clase que unen sus respectivos talentos para ganar un concurso de Youtube. En medio, se relatan aspectos reales de su aún corta vida, de sus logros alcanzados y sus sueños por cumplir.

Sus ‘amigibys’, como llama a sus seguidores, no la defraudaron y el espectáculo fue todo un éxito. Los ingresos generados por estas actuaciones no se han publicado, pero se suman a los millones de euros que ya obtiene por sus vídeos.

Tras seis años en el mundo digital y tras dar el salto a las actuaciones off line, Gibby no da un paso en la calle sin que la reconozcan y está más que acostumbrada a firmar autógrafos.