La clave del éxito de Zhang Yiming, el líder asiático que con 36 años ha creado la aplicación más popular del confinamiento

Conocido como el Mark Zuckerberg asiático, confiesa no saber usar la app que él mismo ha ideado

1 Minuto de lectura

08 de Julio 2020 / 18:03 CEST

Zhang Yiming, el creador de TikTok, es la novena persona más rica de China, según datos de la revista Forbes

© GettyImages

Los meses de confinamiento no hubieran sido lo mismo para millones de personas que mataron sus ratos de ocio con TikTok, la aplicación que pasará a la historia por haber sido la más descargada durante la pandemia por Covid-19. Su creador es Zhang Yiming, CEO y fundador de ByteDance, una startup de inteligencia artificial que está valorada en más de 66 millones de euros.

Yiming, nacido y criado en una familia china de clase media, estudió Microelectrónica e Informática para terminar especializándose en Ingeniería de Software, lo que le dio la preparación necesaria para desarrollar las aplicaciones que hoy, junto a un gran equipo, diseña. A sus 36 años es actualmente la novena persona más rica de China, según Forbes y, para llegar ahí y lograr ser su propio jefe, antes fue empleado en Microsoft, en donde se le ocurrió ByteDance y de ahí, pasó a fundar su propia empresa en 2012.

El empresario de carácter conciliador y personalidad pacífica que con 36 años ha logrado posicionarse como uno de los hombres más ricos de China©GettyImages

Su carácter conciliador: su mejor herramienta

El perfil del desarrollador chino publicado por la revista Times, habla de su gran liderazgo, de su suave voz, carisma y pasión por lo que hace. Se dice que incluso algunos de los empleados que han trabajado con él, aseguran que su gran clave del éxito ha sido haber dominado el arte de mandar sin que pareciera que lo hacía.

En 2016 Yiming lanzó Douyin, la versión china de TikTok, la aplicación que debe sus 500 millones de usuarios únicos a sus vídeos cortos de 15 segundos y la misma que el empresario asiático ha confesado al diario South China Morning Post, no saber usar, por lo que estableció una normativa en su empresa: todos sus empleados, incluido él, tienen la obligación de crear vídeos propios en TikTok y llegar a una meta establecida de likes. Quien no cumpla con el cometido será sentenciado a varias series de abdominales.

Para cumplir con la misión establecida, el también llamado Mark Zuckerberg asiático, tuvo que recurrir a algunos de sus colaboradores para que lo asistieran y pudiera publicar un vídeo en su cuenta de TikTok por primera vez, vaya ironía.