Cómo hacerse de un lugar en una industria que hasta ahora había estado en manos de hombres: Bertha González Nieves, la CEO que rompe moldes

La empresaria cofundó Casa Dragones en 2008, después de haberse convertido en la primera mujer en el mundo con el título de ‘Maestra tequilera’

2 Minutos de lectura

06 de Julio 2020 / 21:27 CEST

Junto al empresario de medios de comunicación, Robert Pittman, Bertha González Nieves fundó Casa Dragones, una de las casas tequileras más importantes de México

© Facebook

La empresaria mexicana Bertha González, nacida en la Ciudad de México, fue criada en una familia tradicional de su país con la costumbre de ir los domingos a casa de la abuela. Allí nunca faltaba el tequila en la mesa, principal motivación por la que desde muy joven, la emprendedora decidió que la bebida con denominación de origen (Tequila, Jalisco, en México) sería el centro de su dedicación para el futuro. González Nieves es hoy reconocida por haberse hecho camino en la industria tequilera, un campo que históricamente ha estado en manos de hombres y que en la actualidad sigue siendo así en un 95%.

El tequila, al ser una bebida que ha formado parte de las tradiciones mexicanas y ha sido exportada a diferentes países del mundo, fue objeto de estudio dentro de un programa estudiantil de industrias representativas a nivel mundial, programa que Bertha hizo con 22 años, becada por el gobierno de Japón. Al regresar a su ciudad y con mayor conocimiento del tema, la entonces estudiante comenzó a planear su futuro dentro de la industria.

El inicio de Casa Dragones

Con 38 años, Bertha ya había trabajado 10 años en puestos importantes dentro de la industria tequilera, incluso había sido directora de mercadotecnia de empresas internacionales del sector. Fue en ese momento de su carrera cuando conoció a Robert Pittman, uno de los fundadores del canal de televisión MTV y quien sentía especial interés por el tequila y por la cultura mexicana, y entonces todo cambió. La emprendedora, junto con el ejecutivo estadounidense, decidieron fundar su propia casa tequilera: Casa Dragones.

En ese momento, Bertha era la socia ideal para Pittman, pues ya habías sido nombrada ‘Maestra tequilera’ por el Consejo Regulador del Tequila, siendo así la primera mujer en conseguir el título. En su día, tanto González como Pittman, tuvieron claro un objetivo: crear una categoría premium, utilizando procesos ultramodernos y sustentables. Que es en lo que los dos empresarios trabajan a diario, cada uno desde sus trincheras.

Cada botella de tequila bajo la firma de Casa Dragones, lleva un detallado trabajo artesanal

La también conocida como ‘La dama del tequila’ ha compartido en una entrevista para la web de Coolhuntermx (medio que promueve la cultura y el talento mexicano), que cuando comenzó en la industria, notó desde el primer día que no había muchas mujeres preparándose con ella, sin embargo, fue en ese momento cuando supo que no quería que sus oportunidades se basaran en su género, sino en su profesionalismo y dedicación. Aquel comienzo hizo que la empresaria decidiera prepararse para obtener el reconocimiento que ahora tiene en la industria tequilera.