home/ECONOMÍA

Este es el negocio de alquiler de pisos turísticos que se ha hundido en 6 semanas tras más de 12 años de trabajo

Brian Chesky, CEO de Airbnb, ha sido contundente respecto a las consecuencias que ha tenido el coronavirus para su empresa

2 Minutos de lectura

26 de Junio 2020 / 11:56 CEST

Cannes Lions 2016 : Day Three

Airbnb ha tenido que despedir al 25 por ciento de su plantilla

© GettyImages

El coronavirus ha cambiado el mundo y sus consecuencias siguen siendo palpables día a día. Ejemplos de sus efectos encontramos a cada paso, pero hoy nos vamos a centrar en el de una empresa conocida a lo largo y ancho del planeta: Airbnb. El sueño de Brian Chesky, su CEO, se tambalea: le costó 12 años construir su imperio de pisos turísticos y ha perdido casi todo en 6 semanas.

En una entrevista concedida a la CNBC, el director ejecutivo de esta conocida empresa fue contundente: ‘Tardamos 12 años en construir Airbnb y lo perdimos casi todo en cosa de cuatro o seis semanas’. El impacto del Covid-19 en su empresa ha paralizado, incluso, sus planes bursátiles: este año la compañía estaba preparando su salida a Bolsa, pero ahora ese proyecto está en el aire.

Hace unas semanas la empresa hizo el mayor recorte desde que nació: casi 2.000 trabajadores fueron despedidos, es decir, el 25 por ciento de la plantilla aproximadamente. Además, ahora han centrado el negocio y han recortado en cosas no esenciales como marketing y publicidad para sobrevivir durante esta temporada.

Airbnb Open LA - "Introducing Trips" Reveal
Creen que ahora la gente se decantará por un turismo más local©GettyImages

Turismo doméstico

Desde el punto de vista de Chesky, la gente quiere salir y viajar. La diferencia es que ahora quiere hacerlo con la mayor seguridad posible, un factor que antes no se tenía tanto en cuenta y que no ocupaba los primeros puestos de las prioridades de sus clientes: ‘La gente no quiere subirse a un avión ni viajar por negocios ni cruzar fronteras’. Sin embargo, en este contexto ha encontrado algo positivo: ‘Esto impulsará el turismo doméstico cercano a los centros urbanos’.

Según el CEO de Airbnb, a partir de ahora los consumidores se subirán al coche, conducirán unos cuantos kilómetros hasta una pequeña localidad y se quedarán en una casa. La tendencia, por lo tanto, es la de unas vacaciones locales y cercanas a las grandes ciudades y para las que no es necesario salir del país.

Así lo confirman los números. En Estados Unidos empiezan a recuperarse y en España la plataforma ha registrado más reservas nacionales entre el 24 de mayo y el 6 de junio que las que tuvieron en el mismo periodo del año pasado.

Smiling young woman sitting on bed with suitcase
En Estados Unidos y en España empiezan a recuperarse©GettyImages

Optimismo moderado

A pesar de esto, Brian es prudente: ‘Nos estamos recuperando más rápido de lo que pensábamos, pero no quiero tener falsas esperanzas’. Un comportamiento que es trasladable al resto del mercado aunque, eso sí, sigue mirando de reojo a las consecuencias que podrían generar los rebrotes y un nuevo confinamiento: ‘No estamos absolutamente fuera de peligro’.

Y es que para Chesky el futuro de su empresa y del sector es incierto: ‘El turismo tal y como lo conocíamos se ha acabado. No quiero decir que el viajar se haya terminado, sino que el modelo que conocíamos ha muerto y no va a volver’.