1. home
  2. /Economía

Kevin Plank, CEO de Under Armour: así es cómo un peaje de menos de dos euros le ayudó a forjar su fortuna

Una mala experiencia fue suficiente para cambiar su forma de pensar y apostar por el positivismo con el que pretender convertirse en líder de ventas

2 Minutos de lectura
INDIA-ECONOMY-SPORT-PHELPS

Fundó la empresa que dirige en 1996 junto a un amigo

© GettyImages

Kevin Plank es fundador y CEO de Under Armour, una marca de ropa deportiva. Y sí, también es multimillonario… aunque el camino que ha recorrido para alcanzar este estatus no ha sido nada fácil. En su historia hay lágrimas, cuentas corrientes sin un sólo céntimo y dudas sobre su compañía. Toda una experiencia que le ha servido para llegar a lo más alto.

El objetivo de Plank no es otro que conseguir que Under Armour se convierta en líder de ventas de ropa y equipos deportivos… en todo el mundo. Lo cierto es que no va mal encaminado porque según el informe anual de la empresa, en 2019 consiguieron unos ingresos de 5.300 millones de dólares (4.657 millones de euros, según el cambio). O lo que es lo mismo, un 3 por ciento más si lo comparamos con el año anterior.

¿De dónde saca la motivación para cruzar esa meta que se ha fijado? De su propia experiencia como emprendedor, por muy dura que sea. Corría el año 1996 cuando Kevin se asoció con su amigo Kip Fulks para poner en marcha Under Armour. Lo hizo invirtiendo los ahorros de toda una vida (16.000 dólares, unos 14.000 euros), buscando clientes y vinculándose a una empresa que fabricaba textiles.

Under Armour CEO Uses Full Page Newspaper Ad To Oppose President Trump's Immigration Ban
En 2019, la empresa creció un 3 por ciento ©GettyImages

Una mala jugada

Sin embargo, los inicios no fueron fáciles. Un buen día fue consciente de que sólo tenía 3.500 dólares (3.000 euros aproximadamente) a su nombre y las facturas que debía pagar ascendían a 6.000 (5.200 euros, según el cambio). Evidentemente las cuentas no cuadraban y fruto de la desesperación, tomó una arriesgada decisión: se fue a Atlantic City (una ciudad famosa por sus casinos) y se jugó todo lo que tenía. Perdió. Al volver a casa tenía que pasar por el peaje de Delaware Memorial Brigde y tuvo que pedir que le dejaran pasar gratis porque no tenía ni dos dólares para pagarlo.

El CEO de Under Armour confiesa que fue el peor momento de su vida y no pudo evitar las lágrimas: ‘Era tan pobre que no podía ni pagar con el dinero suelto que me encontraba en los rincones de mi casa o con el que aparece debajo de los cojines del sofá’. Un día después fue a casa de su madre y le explicó que el negocio iba bien, pero que creía que había cometido el mayor error de su vida.

Fast Company Innovation Festival 2016 - Under Armour CEO & Jordan Spieth
Perdió todo lo que tenía en los casinos de Atlantic City ©GettyImages

Controlar lo que se pueda controlar

Ese mismo día recibió un cheque de un pago pendiente y fue la última vez que dudó de su empresa. Esa experiencia le enseñó a Plank una lección fundamental y muy útil para nuevos emprendedores: ‘No culpes a las situaciones que se escapan de tus manos de tus fracasos’. Un episodio que le ayudó a cambiar su forma de pensar para coger impulso y superar cualquier obstáculo.

Ahora, Kevin siempre transmite una visión optimista a todo el equipo de Under Armour: ‘Donde quiera que vayas, oirás a muchas personas hablar sobre cómo el mundo se está cayendo a pedazos. Todo el mundo es experto, pero quiero que controléis lo que sepáis que podéis controlar y dejéis lo negativo a otro tipo de gente’.