1. home
  2. /Economía

Los sombreros que triunfan en EEUU son únicos, gigantes… y están hechos por dos veinteañeras españolas

Inspiradas por una artista que conocieron durante su infancia, estas dos hermanas diseñan creaciones únicas y artesanales

2 Minutos de lectura
Hacen sombreros únicos inspirados en una artista holandesa

Para sus creaciones utilizan materiales como el algodón y la seda

© romu.alda

Si el coronavirus nos lo permite, el verano que está a punto de llegar lo hará cargado de su correspondiente ración de posados estivales. Y puede que en las fotos que circulen por las redes sociales nos encontremos con unos sombreros perfectos para esta parte del año: son grandes, sus diseños son únicos y tienen acento español. Nacen de las manos de Cristina y Mariana Aguirre, las dos veinteañeras que fundaron Romualda.

Antes de hablar de Romualda, es necesario conocer a las dos personas que están debajo de estas piezas únicas. Dos hermanas que tomaron prestado el nombre de una artista holandesa que conocieron cuando eran niñas. Cristina Aguirre (28) es la mayor: estudió Bellas Artes y de sus pinceles salen los dibujos de los sombreros. Mariana (24) es la menor y desempeña el rol de diseñadora de producto mientras estudia un máster de diseño en el Art Center School of Design de Los Ángeles.

La pregunta ahora es inevitable: ¿quién es Romualda? Se trata de una artista holandesa que, según ellas mismas cuentan en su página web, conocieron en el desierto de Rodalquilar (Almería) hace muchos años: “Su recuerdo, su obra, su modo de vivir y de entender la belleza nos ha inspirado para crear una marca única y para entender el mundo de una manera diferente respetando todo lo que nos rodea”.

Hacen sombreros únicos inspirados en una artista holandesa
Están disponibles en tres tamaños: mini, medianos y maxi ©romu.alda

Tres líneas

Decíamos antes que sus complementos son exclusivos porque Cristina y Mariana les dan forma de una manera tan artesanal que tienen esas imperfecciones que los convierten en algo único. Sus creaciones no pasan desapercibidas y no sólo por los materiales que usan (algodón, seda…) o por los llamativos colores. Lo que realmente llama la atención es su tamaño. La versión maxi de sus sombreros sólo es apta para las más atrevidas o para las ocasiones más especiales como una boda.

Para las más moderadas existen tamaños medianos o pequeños de una colección que se divide en tres líneas. La primera de ellas está compuesta por creaciones únicas que Cristina pinta a mano, la segunda incluye los lanzamientos cápsula y la tercera es la colección permanente en la que reproducirán los diseños que más éxito han cosechado.

Estados Unidos

Romualda era, hasta hace poco, el recuerdo de aquella artista holandesa, Cristina y Mariana. Sin embargo, ese espíritu bohemio ha reforzado el equipo a medida que los pedidos van aumentando. No sólo llegan encargos desde dentro de nuestras fronteras, también hay peticiones europeas… y estadounidenses. Y es que una famosa revista de moda las puso en el ojo del huracán cuando hicieron un perfil sobre estos sombreros únicos. Un trampolín que les ha servido para cruzar el charco y empezar a cosechar las primeras miles del éxito americano.