Vuelven los coches de carsharing a la ciudad: así protegerán a sus usuarios frente al coronavirus

Las diferentes compañías de movilidad urbana han vuelto a poner en marcha sus servicios con fuertes medidas de seguridad e higiene

2 Minutos de lectura

26 de Mayo 2020 / 19:36 CEST

Habrá medidas específicas para usar los coches compartidos

La mascarilla será obligatoria a la hora de compartir coche

© Free2Move

Tras el parón provocado por el coronavirus, las diferentes localidades empiezan a recuperar el pulso. Las tiendas abren sus puertas, los bares levantan el cierre, las peluquerías vuelven a la acción… y los coches compartidos están disponibles de nuevo. Los servicios de carsharing se han reactivado tomando las medidas necesarias y así es como protegerán a sus conductores.

En las ciudades en las que operan, las compañías de movilidad compartida han vuelto a operar. Cada una de ellas ha tomado las medidas necesarias para minimizar y evitar contagios, aunque lo cierto es que los protocolos adoptados son muy parecidos: desinfección diaria, limpiezas exhaustivas, gel hidroalcohólico, packs de protección…

Y es que cualquier precaución es poca para un modelo de negocio al que el coronavirus ha puesto en jaque. No en vano, se trata de compartir coche. O lo que es lo mismo: un pequeño habitáculo con múltiples superficies de contacto directo que va pasando de mano en mano. Si eres uno de sus usuarios, toma nota de lo que te vas a encontrar y de los requisitos necesarios para ponerte al volante de un coche de carsharing.

Habrá medidas específicas para usar los coches compartidos
Todos los coches son debidamente desinfectados©Wible

Wible

Wible fue de las primeras en volver, pero lo ha hecho modificando su servicio. De momento sólo es posible alquilar sus coches por días y para ello, el usuario recibirá el vehículo en la puerta de su casa completamente desinfectado con productos antivíricos y una pulverización electroestática a cargo de MicroClean. Además, facilitarán al conductor productos higiénicos como una mascarilla quirúrgica, toallitas esterilizantes y un bote de gel.

Zity

Zity regresó a las calles de Madrid el 20 de mayo aumentando la limpieza de toda su flota y asegurando que las desinfecciones de los coches se llevaran a cabo, como mínimo, una vez cada 48 horas.

Los usuarios, por su parte, deberán ir equipados con mascarillas y la ocupación del coche no siempre será igual. Si el conductor y sus acompañantes viven bajo el mismo techo, podrán utilizar los cinco asientos. Si no es así, sólo podrán viajar dos personas por fila. Además, le empresa les pide que se tomen la temperatura antes de usar el servicio y les desaconsejan subirse al coche si superan los 37 grados.

Habrá medidas específicas para usar los coches compartidos
Algunas empresas facilitan productos higiénicos a los usuarios©Zity

Share Now

La antigua Car2Go también ha regresado a las calles con unas consignas parecidas a las del resto de las compañías de carsharing. Los conductores deben llevar guantes, mascarillas y les recomiendan usar gel hidroalcohólico. La empresa, por su parte, va a desinfectar todos los días sus coches con virucidas mediante patrullas itinerantes.

Emov

Emov ha sido la última en encender sus motores y lo ha hecho con un protocolo de seguridad y prevención en el que sus usuarios deben llevar obligatoriamente mascarilla y guantes. Además, ha equipado sus coches con un kit de seguridad en el que se incluyen fundas para las partes del vehículo con más exposición (volante y freno de mano), guantes desechables y gel desinfectante. Por otro lado, han higienizado toda la flota con virucidas y se han creado diferentes patrullas de limpieza que van desinfectando los coches que están aparcados en la calle.