De ver despreciada su idea a convertirla en un exitoso negocio: así triunfa Abigail con sus tazas reutilizables

Le dijeron que su producto era ‘estúpido’, pero ella no desistió y apostó por él. Ahora su empresa factura casi 5 millones de euros al año

2 Minutos de lectura

24 de Mayo 2020 / 18:04 CEST

De que despreciaran su idea a convertirla en un millonario negocio

Abigail, a la izquierda, ha convertido en todo un éxito vendiendo las tazas

© KeepCup

Abigail Forsyth ha vendido más de 10 millones de tazas de café reutilizables por todo el mundo y su compañía KeepCup registra unos ingresos anuales que superan los 8 millones de dólares australianos (unos 4.790.00 en euros). Un negocio sostenible, que apuesta por disminuir el impacto de las tazas de un solo uso, y muy fructífero, pero que aunque ahora parezca una brillante idea en sus comienzos algunos despreciaron su producto.

Un diseñador me dijo que era la idea más estúpida que había visto”, recuerda ella, en una entrevista con la ‘BBC’, que acudió al diseñador para que la ayudase a hacer realidad su sueño. Poco después iría a otro fabricante potencial que también le dio la espalda a sus tazas argumentando que había “un montón de cosas hechas por personas” que son mucho “más inteligentes y más útiles” que lo que ella había propuesto.

De que despreciaran su idea a convertirla en un millonario negocio
Sus tazas son de diferentes tamaños y muy originales©KeepCup

Lanzó la compañía hace 12 años, en el año 2008, junto con su hermano Jamie ambos, muy concienciados con la sostenibilidad y el cambio climático, después de darse cuenta del terrible impacto que tiene para el planeta las tazas de café de un solo uso, que terminaban cada año en los vertederos. Pero hubo otro acontecimiento unos pocos años antes que también le hizo concienciarse de que ella usaba ese tipo de tazas de un solo uso y decidió cambiarlo.

Pese a la negatividad que recibieron al principio, ambos se fortalecieron con la experiencia y trabajaron muy duro para que su negocio fuera un éxito: “Fue una verdadera llamada de atención”, dice la mujer, de 48 años. En sus comienzos consiguieron vender 350.000 tazas en apenas seis meses.

De que despreciaran su idea a convertirla en un millonario negocio
Jamie y Abigail, hermanos y fundadores de la empresa©KeepCup

Las tazas son de todos los tamaños y se caracterizan por sus diseños creativos, que van desde una fusión de colores hasta vasos transparentes.

KeepCup es respetuoso con el medioambiente y por eso la fabricación se hace tanto en Australia como en Reino Unido, lo que acorta las distancias en cuanto a la distribución del producto. Además, el embalaje está hecho de cartón y papel reciclado y todas sus oficinas funcionan con energía solar. Estiman que con sus diseños han evitado que se desechen unos 8 mil millones de vasos desechables.

“La gente siempre ha dicho: ‘¿cómo puedes tener un negocio con un solo producto, una taza?’. Pero creo que es como una adicción de entrada, abre la conversación en torno a la sostenibilidad y el desperdicio, y libera a las personas para llevarlo más lejos en sus propias vidas, como quieran’’, concluye