home/ECONOMÍA

Estas son las diferentes medidas de las Comunidades Autónomas para ir a la playa y disfrutar de un verano seguro

La nueva normalidad en nuestras costas llega con cita previa, controles de acceso o sensores para controlar la distancia de seguridad

3 Minutos de lectura

20 de Mayo 2020 / 10:39 CEST

Dos bañistas con mascarillas en su toalla de playa

Dos mujeres disfrutan en la playa de la Malvarrosa, en Valencia, de un día de sol y playa

© GTres

Comienza la cuenta atrás. Queda exactamente un mes para el inicio del verano y, en plena desescalada y con una ola de calor azotando a media España, aún está en el aire cómo será el acceso a las playas en nuestro país. Hasta la fecha, no hay pautas generales y es cada Comunidad Autónoma la que decidirá qué medidas tomar en sus zonas de costa.

Cabe recordar que, según la Secretaría del Estado de Turismo y el Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), el contagio de coronavirus en el agua y arena es improbable, por lo que asegurar la distancia de seguridad entre los bañistas es el único riesgo. Un plan en el que ya trabajan en las diferentes comunidades.

Galicia

Ante de la llegada de la pandemia, en Galicia ya contaban con un sistema de registro en una de sus playas más emblemáticas, Las Catedrales. Para acceder a ella y visitar este lugar de la costa lucense debías sacar cita previa. Una pauta que este verano podría ampliarse a toda la costa gallega.

La Xunta de Galicia ya ha informado que está trabajando en desarrollar una herramienta similar, a la que han llamado Praias Seguras, para poder regular el acceso y aforo a los arenales de la comunidad.

Cada playa tendrá un aforo máximo de visitantes y, quienes deseen acceder, deberán reservar plaza en una fecha seleccionada. Una vez realizado el proceso, obtendrán un código QR que cada persona presentará a la hora de entrar.

Desvinculándose de este proyecto de reservas, el ayuntamiento de Sansenxo y Bueu (Pontevedra) han apostado por dividir sus playas en cuadrículas. De esta forma, se aplicará un método de parcelas marcadas por estacas y cuerdas, con pasillos para facilitar el acceso y acomodadores a las entradas que informarán a los usuarios sobre su parcela asignada. Eso sí, no se permitirá reservas.

Además se pondrá a disposición de los bañistas un sistema de medición del nivel de aforo en playas a través de drones. Estos sobrevolarán las playas desde la orilla y ofrecerán información casi en tiempo real del estado de ocupación de cada una, indicando cuál es el aforo permitido y qué porcentaje está disponible con un código de colores.

Empleada de un beach bar luce su mascarilla
Empleada de un beach bar protegida con mascarilla y guantes atiende a los clientes en una playa española©GTres

Comunidad Valenciana

Algo muy parecido es lo que propone la Comunidad Valenciana, que a través de la plataforma Enterticket ha desarrollado la aplicación reservaplaya.es, con la que los ciudadanos pueden reservar, de forma gratuita y con antelación, un espacio en la playa.

Con esta herramienta, el Ejecutivo valenciano quiere informar en tiempo real sobre el grado de ocupación de sus espacios y, a su vez, descubrir a los turistas sus 277 kilómetros de playas y calas para que conozcan la oferta disponible y evitar las masificaciones en las más concurridas.

Hasta ahora, descartan poner mámparas a sus arenales y apuestan por reducir elementos complementarios como patines, hamacas o sombrillas que ocupen espacio innecesario en sus playas.

Cataluña

Cataluña aún trabaja en medidas generales, aunque algunas localidades ya trabajan algunas propuestas. Es el caso de Lloret de Mar, que apuesta por medidas similares a las del ayuntamiento de Sanxenxo. De esta forma, dividirán sus playas por sectores (personas mayores de 65 años, núcleos familiares con niños y adultos sin niños, parejas o grupos de amigos) y limitarán el aforo a través de controles de acceso.

Lo cierto es que en esta región aún hay muchas dudas y prefieren no aventurarse a la hora de determinar qué medidas tomarán, aunque señalan que existirá seguridad y protección de las playas “tanto para los que las cuiden como los que vayan a disfrutarlas”.

Andalucía

Estancias de cuatro horas en las playas y marcas en la arena que señalen la correcta distancia social es la recomendación que ha hecho la Junta a los ayuntamientos costeros de Andalucía. Además, establecen que los consistorios deberán delimitar un horario de apertura y cierre de las playas para que se puedan realizar “labores de limpieza y desinfección” antes de la reapertura diaria. También sugieren prohibir el uso de útiles flotantes, como colchonetas, y rechaza el uso de las duchas y la apertura de vestuarios.

Ante un verano distinto, el gobierno andaluz hace un llamamiento a la “responsabilidad ciudadana” y solicita a los ciudadanos que ”planifiquen” sus visitas a las playas.