home/ECONOMÍA

Desinfección constante, menos decoración... así será la vuelta a los hoteles

El l Instituto para la Calidad Turística Española ha elaborado un borrador que ya ha presentado a Sanidad con todas las medidas necesaria para la reapertura de hoteles y alojamientos turísticos

4 Minutos de lectura

07 de Mayo 2020 / 18:11 CEST EUROPA PRESS

Hombre siendo atendido en un hotel con mascarillas

Los empleados de los hoteles deberán llevar mascarillas y guantes y extremar las medidas de higiene

© GettyImages

Los clientes que se alojen a partir de ahora en los hoteles españoles se encontrarán con una decoración más reducida, los menús de bufés ya emplatados, con abundante señalización que recuerde el mantenimiento de la distancia de seguridad, y con empleados con mascarillas y guantes que extremarán las medidas de higiene para evitar contagios del coronavirus. Así consta en el borrador de reapertura para hoteles y apartamentos turísticos elaborado por el Instituto para la Calidad Turística Española (ICTE) en colaboración con la patronal hotelera Cehat y la secretaría de Estado de Turismo, que ha sido la gran impulsora de la creación de un protocolo sanitario único. En su elaboración también han participado organizaciones sectoriales territoriales, cadenas y empresas hoteleras.

El borrador, al que ha tenido acceso Europa Press, ha sido presentado ya al Gobierno, y espera tan solo el visto bueno del Ministerio de Sanidad, que se prevé llegue esta misma semana. El próximo lunes, 11 de mayo, coincidiendo con la entrada en la fase 1 de desescalada, los hoteles podrán reabrir sus puertas, aunque con determinadas condiciones.

Este protocolo permitirá a los establecimientos hoteleros planificar su reapertura tras diseñar e implantar un plan de contingencia para la prevención de riesgos frente al coronavirus. Servirá para ayudar a los hoteles y apartamentos turísticos a identificar y analizar los riesgos en sus organizaciones, así como a implementar las mejores prácticas en el servicio, en sus instalaciones y con su personal para hacer frente al virus.

El documento hace especial hincapié en garantizar las distancias de seguridad, sin concretar porcentajes de aforo, y en extremar las medidas de higiene en todos los espacios, especialmente en aquellos de uso común, así como en las herramientas de trabajo que tengan que pasar de unas manos a otras (datáfonos, ordenadores, llaves). El documento pone también énfasis en el incremento de las frecuencias de limpieza en las zonas con mayor contacto (superficies, pomos, lavabos, grifería, manivelas, ascensores, mostrador de recepción, puertas, llaves/tarjetas de habitaciones, teléfonos, mandos a distancia, botón de descarga del wc, barreras de protección, control de climatización, secador, dispositivos de control horario, máquinas de gimnasios, barandas, carta de room service, minibar, perchas, etc.)

SE FOMENTARÁ EL PAGO CON TARJETA

Además de ventilar y airear las zonas de uso común, se establecerán las medidas necesarias para asegurar el distanciamiento entre clientes y empleados en la zona de recepción que deberá contar con gel hidroalcohólico y evitar compartir bolígrafos. Se fomentará el pago con tarjeta y otros medios electrónicos en todos los servicios del alojamiento.

TERMÓMETRO ‘CONTACLESS’ PARA CLIENTES Y EMPLEADOS

Se recomienda la colocación de alfombras desinfectantes a la entrada de los establecimientos y disponer de un termómetro sin contacto para realizar comprobaciones oportunas de sintomatología tanto entre empleados como clientes. Si el personal presta el servicio de transporte de equipaje del cliente, deberá realizarse en condiciones de seguridad con guantes desechables y/o toallitas desinfectantes para limpiar asas, manillas, etc.

Hotel en España
©GettyImages

En el área de restauración se promoverán los emplatados individuales, eliminándose todos los elementos de uso común como vinagreras, saleros, aceiteras, máquinas de bebidas, azucarillos y cualquier elemento decorativo. Además, el establecimiento debería considerar un itinerario sugerido para evitar contactos entre clientes.

En las habitaciones se intentará reducir los textiles (incluidas alfombras), así como los objetos de decoración y las amenities, y la papelera debe tener tapa. Las perchas y el secador de pelo deben ser desinfectados a la salida de cada cliente y debe limitarse el servicio de plancha. El servicio de habitaciones no entrará a limpiar si el cliente está dentro.

ESPECIAL ATENCIÓN EN ZONAS COMUNES

El borrador insta a prestar una especial atención a la limpieza y desinfección de las zonas de uso común. Así el establecimiento deberá determinar aforos, ofrecer solución hidroalcohólica en lugares de paso o aseos. Se evitarán las toallas en los aseos comunes y las papeleras tendrán una apertura no manual con doble bolsa interior.

En el caso de disponer de gimnasio, se debe definir el aforo para garantizar la distancia de seguridad, habilitar un espacio para depositar toallas usadas, definir posiciones en clases grupales evitando ejercicios de contacto, así como asegurar la limpieza y desinfección de las salas después de cada sesión impartida y se retirarán elemetos comunes como pesas o mancuernas si no es posible su desinfección entre usos.

Se recomienda prescindir del servicio de aparcacoches y el ascensor deberá ser usado solo por una persona a la vez o por las que viajen juntas o compartan habitación. En piscinas se determinarán las directrices y recomendaciones a aplicar de acuerdo a los resultados del informe científico solicitado por el ICTE al Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIS) sobre comportamiento del coronavirus en el agua de piscinas tanto exteriores como cubiertas.

Y respecto a las actividades de animación, se deberán controlar los aforos respetando la distancia de seguridad o usando mascarilla, atendiendo a la normativa dictada por la autoridad competente en cada momento en relación al número de personas que puedan participar.

PROTECCIÓN DE EMPLEADOS.

Respecto a los empleados, el hotel deberá planificar las tareas y procesos de trabajo, de tal forma que garantice la distancia de seguridad establecida, distribuyendo los espacios para minimizar el riesgo de contagio por contacto entre ellos. Se les facilitará tiempo y medios para correcta higiene de manos, proporcionándoles los EPIS adecuados previa evaluación de riesgos laborales. Se recomienda que el establecimiento se haga cargo del lavado de ropa de trabajo del personal junto con la lencería propia, debiendo asegurar la limpieza de la misma a una temperatura mayor de 60ºC.

El borrador recomienda desinfectar frecuentemente, a lo largo de toda la jornada laboral, los objetos de uso personal como gafas y móviles. Además insta a llevar el cabello recogido, no portar anillos, pulseras, pendientes o similares. El área de pisos y limpieza debe utilizar un equipo de protección individual adecuado dependiendo del nivel de riesgo que se considere en cada situación. Como mínimo, el personal debe utilizar mascarilla FFP2 y guantes y se recomienda también gafas de protección de montura integral, así como un mandil desechable.

Últimas noticias