1. home
  2. /Divulgación

Pilar Primo de Rivera: la hermana de José Antonio al frente de la Sección Femenina

En 1960 Franco le concedió el título de condesa del Castillo de la Mota

4 Minutos de lectura

Se barajó la pretensión de casar a Pilar Primo de Rivera con Adolf Hitler

© GettyImages

La reciente revocación de títulos nobiliarios concedidos por el franquismo, ha puesto sobre el tapete la figura de Pilar Primo de Rivera. Hija de Miguel Primo de Rivera y hermana del fundador de Falange Española, su figura no ha estado exenta de polémica por las directrices y el espíritu que impuso a la Sección Femenina, su obra más destacada. Defensora del legado de José Antonio, mantuvo con el Jefe del Estado ciertas discrepancias por su oposición inicial al Decreto de Unificación, aunque ello no fue obstáculo para que fuese designada Procuradora en Cortes durante todas las legislaturas del franquismo.

Primo De Rivera Family, 1925
Era hija de de Miguel Primo de Rivera, que lideraría un golpe militar y sería presidente del llamado Directorio, y de Casilda Sáenz de Heredia y hermana de José Antonio ©GettyImages

En 1938 y en viajes posteriores, estuvo en Berlín para conocer in situ las organizaciones de encuadramiento femenino que se estilaban en la Alemania del nacionalsocialismo. De carácter adusto y poco coqueta, se mantuvo soltera a pesar de la rocambolesca pretensión de casarla con el mismísimo Adolf Hitler. Pero, ¿quién fue realmente esta mujer vilipendiada y también aplaudida por tantos?

Pilar Primo de Rivera y su gemela, Angela, nacieron en la madrileña calle Monte Esquinza el 4 de noviembre de 1907. Eran hijas de Miguel Primo de Rivera, prestigioso militar de larga tradición familiar, y de Casilda Sáenz de Heredia. Tenían un hermano mayor, José Antonio, otra hermana, Carmen, y por detrás de ellas todavía nacieron Miguel y Fernando. A los pocos días del nacimiento de este último, su madre falleció como consecuencia del parto, lo que provocó que los niños quedasen al cargo de unas tías paternas, que viajaron a la capital desde la tierra de origen de la familia, su feudo de Jerez de la Frontera.

Fueron educados en un fuerte sentimiento católico que mantuvieron a lo largo de su vida, aunque la enfermedad y la guerra provocarán que solo tres de los hermanos, ella, Carmen y el menor, llegasen a la edad madura. Eran los días del reinado de Alfonso XIII, cuando los problemas en Marruecos y la inestabilidad social hacían tambalear el modelo político de la Restauración y la propia monarquía. Quizá fue esto lo que provocó que su padre, Miguel Primo de Rivera, que ocupaba el cargo de Capitán General de Cataluña, liderase en septiembre de 1923 un golpe militar destinado a terminar con las corrupciones del caciquismo y que contaría con el beneplácito del propio soberano. Pilar se convertía así en la hija del presidente del Directorio, un modelo de corte autoritario con similitudes con el fascismo que por entonces triunfaba en la Italia de Mussolini y Víctor Manuel de Saboya.

Pilar Primo de Rivera
Viajó en varias ocasiones a Berlín para conocer in situ las organizaciones de encuadramiento femenino que se estilaban en la Alemania nazi ©GettyImages

Mientras tanto, José Antonio estudiaba Derecho en la Universidad. Pilar, como su familia, simpatizaba con el régimen monárquico y por ello sintió profundamente los resultados de las elecciones municipales de abril de 1931 que anticiparon la proclamación de la II República. Pilar Primo de Rivera fue uno de los miembros que acudió a despedirse de la reina Victoria Eugenia y sus hijos a El Escorial, donde tenían que tomar el tren que les conduciría al exilio.

En 1933 Pilar asistió al mitin fundacional de Falange Española en el teatro de La Comedia. Acudió con su hermana Carmen, dos primas y una amiga y salieron entusiasmadas ante el mensaje renovador pronunciado por José Antonio. Solicitaron su ingreso en el nuevo movimiento, aunque tuvieron que conformarse con inscribirse en el SEU (Sindicato Español Universitario) y poco después, en la sección de mujeres que se creó para la difusión y propaganda de aquellos ideales: había nacido la Sección Femenina. Pilar se convirtió desde 1934 en su Jefa Nacional y miembro más activo.

Pilar Primo de Rivera
Una vez iniciada la Guerra Civil, buscó refugio en la Embajada Argentina ©GettyImages

El inicio de la Guerra Civil parece que sorprendió a Pilar en Madrid, en casa de su hermano Fernando, que fue detenido a los pocos días del golpe por unos milicianos. Ella consiguió salvarse gracias a que se encontraba en el dormitorio de los hijos menores del matrimonio que los frentepopulistas no entraron a registrar. Tras unos días escondida en casa de unos amigos, se refugió en la Embajada de Argentina y más tarde, con un pasaporte alemán expedido por la Embajada del Reich, alcanzó Alicante, donde embarcó en un crucero que la trasladó a la zona controlada por los sublevados. Su hermano Fernando había sido fusilado el 23 de agosto en la Modelo. José Antonio, el 20 de noviembre.

Desde ese momento, Pilar Primo de Rivera inició una labor de recomposición de cuadros femeninos que la llevó a tener muchas rivalidades con Mercedes Sánz Bachiller, viuda de Onésimo Redondo –fundador de las JONS- quien, con mano firme, llevaba el liderazgo del Auxilio Social, el otro órgano de encuadramiento para mujeres en tiempos de guerra. Pilar ganó la batalla y en adelante se erigió como la dama fuerte de la Sección Femenina. Se opuso inicialmente a la Unificación política decretada por Franco en mayo de 1937 y que derivó en la creación de FET de las JONS como también al ascenso del “cuñadísimo”, Ramón Serrano Suñer, a quien consideraba alejado de los principios ideológicos de José Antonio. Pese a todo ello, Pilar Primo de Rivera fue designada Consejera Nacional de FET y se mantuvo siempre en el núcleo de falangista “históricos”. Desde la Sección Femenina se impulsaron los “Coros y Danzas”, pero también muchas enseñanzas en materia de higiene, sanidad y alimentación necesarias en una sociedad todavía atrasada y rural.

Pilar Primo de Rivera
Pilar Primo de Rivera falleció en Madrid el 17 de marzo de 1991 a los 83 años ©GettyImages

Con la muerte de Franco y el comienzo de la monarquía de don Juan Carlos de Borbón, las estructuras políticas del régimen se fueron desintegrando para dar paso a un modelo democrático. Pilar Primo de Rivera se abstuvo en la votación de la Ley para la Reforma Política, obra clave del gobierno Suárez y de la que era ponente su sobrino –hijo de Fernando-, Miguel Primo de Rivera. En mayo de 1977, al desaparecer legalmente el Movimiento Nacional, presentó la dimisión de su cargo oficial y poco a poco se fue retirando de la actividad pública.