1. home
  2. /Divulgación

Lady Edwina Mountbatten: los escándalos de la última Virreina de la India

Su matrimonio no estuvo exento de infidelidades mutuas y a ella se la relacionó hasta con un Primer Ministro

4 Minutos de lectura
Edwina Mountbatten

Edwina de Mountbatten era heredera de una de las mayores fortunas británicas

© GettyImages

Era la heredera más rica de Inglaterra. Glamourosa y muy festiva. Edwina Ashley se convirtió en condesa de Mountbatten por su matrimonio con Lord Luis Mountbatten -originariamente Battemberg pero con apellido renombrado para desvincularlo de sus orígenes teutones-, bisnieto de la Reina Victoria. La pareja protagonizó los escándalos más sonados de la corte en la primera mitad del siglo XX, rivalizando con los mismísimos duques de Windsor, Eduardo y Wallis, en popularidad.

Boda de Lord Louis Mountbatten y Edwina Cynthia Annette Ashley
Su enlace se convirtió en la boda de la década, con presencia de casi toda la Familia Real británica ©GettyImages

Los diferentes destinos militares de Dickie –como se le conocía en la familia- les llevaron a cumplir su cometido como últimos Virreyes de la India Británica. Madre de dos hijas, jamás dejó de ser objeto de especulaciones que llegaron a situarla afectivamente cerca de Nehru. Multimillonaria, desinhibida y sumamente atractiva, su vida corrió paralela a la historia colonial del Reino Unido en el inicio de las descolonizaciones.

Edwina no tenía sangre real, pero pertenecía a la alta aristocracia inglesa y poseía una extraordinaria fortuna que la prensa de la época situaba en sesenta millones de libras esterlinas. Cuando nació, el 28 de noviembre de 1901 en el condado de Hampshire, era la única heredera de su abuelo, el financiero Ernest Cassel, amigo y “financiador” del futuro Rey Eduardo VII. Tuvo la infancia propia de las jóvenes de su condición, en el internado de Alde House, en Suffolk, hasta que en plena adolescencia decidieron que se estableciese en Londres. A nadie sorprendió cuando, a comienzos de 1920, empezó a moverse en los círculos próximos a la Familia Real y del Príncipe de Gales.

Edwina estaba considerada “la joven más bella de Inglaterra”. Cuando Lord Mountbatten la conoció, en 1920, era una figura deslumbrante en la sociedad londinense, con solo 20 años y una personalidad arrolladora. Él, era nieto de la Princesa Alicia, segunda de las hijas de la Reina Victoria y primo carnal de la entonces Reina de España, Victoria Eugenia. Luis había crecido con su familia materna en Windsor e ingresado en la Marina Real, donde destacó por su valentía durante la Primera Guerra Mundial. El anuncio del compromiso entre el entonces teniente Mountbatten y Edwina Ashley fue bien recibido en Palacio.

Lord Mountbatten y su familia en 1946
El matrimonio tuvo dos hijas - la menor de ellas aun vive - y permanecieron juntos hasta la muerte de Edwina, en 1960 ©GettyImages

La ceremonia se celebró el 18 de julio de 1922, en el templo de Santa Margarita, en Westminster. Su enlace se convirtió en la boda de la década, con presencia de casi toda la Familia Real, la Reina María, la Reina Alejandra y el Príncipe de Gales –futuro Eduardo VIII- como padrino del casamiento. “Boda de la heredera más rica de Inglaterra”, titulaba el semanario Mundo Gráfico (26 julio 1922).

Edwina llevaba un elegante vestido por encima del tobillo, al gusto de la época, adornado con collar de perlas y tiara en brillantes sujetando un magnífico velo de encaje. Tuvieron una lujosa luna de miel en la que visitaron las cataratas del Niágara y conocieron Hollywood. Comenzaba para la pareja una vida a caballo entre el servicio en la Armada, las vacaciones en la costa francesa de Deauville y los viajes a Nueva York.

Independence
Como Virreina de la India británica, desarrolló una improtante tarea humanitaria en un país que, entonces, vivía un importante repunte de muertes y violencia ©GettyImages

El matrimonio tuvo dos hijas, aunque su relación no estuvo exenta de infidelidades mutuas que, de vez en cuando, burlaban la censura a los tabloides británicos. A ella se le atribuyeron romances con otros oficiales y hasta con el músico de color Leslie Hutch. Aquello sacudió la vida social de los años 30.

Porque la suya fue una relación abierta en la que, sin embargo, jamás dejaron de servir en sus obligaciones como miembros de la Familia Real. Mountbatten estuvo al mando de un destructor inglés durante la batalla de Creta en 1941, se encargó de la planificación de las operaciones de ataque en el Canal de la Mancha y fue designado por Winston Churchill para ocupar el mando aliado en el sudeste asiático. En todos los casos, cumplió con brillantez.

Lord Louis Mountbatten y Lady Edwina Mountbatten
Lord Louis Mountbatten y Lady Edwina Mountbatten, en un picnic con sus sobrinos, Carlos, el actual príncipe de Gales, y la princesa Ana ©GettyImages

Pero será terminada la Segunda Guerra Mundial cuando el matrimonio haga frente al reto más complejo dispuesto por la corona y el Primer Ministro, Attlee: tutelar el proceso de transferencia de poderes e independencia, como últimos Virreyes de la India Británica. Luis y Edwina llegaron a la India en 1947 y tuvieron que hacer frente a la partición del territorio en dos países independientes, India y Paquistán.

Dicen que fue aquí cuando Edwina inició una relación estrecha con el nuevo presidente, entonces viudo, Jawaharlal Nerhu. Sus hijas siempre lo negaron. Fue en ese tiempo cuando Edwina, quizá impactada por la violencia de muertes que estaba viendo en el país, desarrolló su faceta más humana.

Los Mountbatten dejaron la India en 1948. Él fue nombrado Jefe de las Fuerzas Navales en el Mediterráneo, Ministro de la Marina y Jefe del Estado Mayor de la Defensa. Dicen que a Luis se debe el matrimonio entre su sobrino, Felipe de Edimburgo y la entonces heredera Isabel. Edwina siguió dando titulares a la Prensa, aunque mantuvo un papel asistencial en el Imperio Colonial de postguerra.

Jawaharlal Nehru y Lady Edwina Mountbatten
Edwina junto a Jawaharlal Nehru, con quien habría mantenido una estrecha relación ©GettyImages

La condesa Mountbatten falleció el 21 de febrero de 1960 en Borneo a los cincuenta y ocho años de edad. Había emprendido un viaje por Extremo Oriente después de la boda de una de sus hijas. En una de las paradas, tenía que hacer una inspección de los grupos de primeros auxilios de las Ambulancias de San Juan que ella presidía. Tras la recepción, empezó a encontrase mal y murió poco después. Buckingham decretó luto de una semana en la actividad social de la Corte.

Luis Mountbatten falleció asesinado en 1979 por un atentado del IRA. Fue una figura principal en la formación de su sobrino-nieto, Carlos, Príncipe de Gales. Pero esa historia, ya nos la cuentan muy bien en The Crown.