1. home
  2. /Divulgación

Este es el olor que, según la ciencia, cautiva a todo el mundo: ¿coincide con tus gustos?

La Universidad de Oxford y el Instituto Karolinska de Estocolmo han investigado qué incluye en su percepción

2 Minutos de lectura
4-hidroxi-3-metoxibenzaldehído

Independientemente de la cultura de cada persona, su aroma provocará respuestas semejantes

© GettyImages

¿Por qué hay olores que te gustan y a una otra persona no? La respuesta reside en la percepción, un proceso que comienza en los cilios olfatorios de las neuronas de la mucosa nasal y termina en el ambiente de cada persona. No obstante, la ciencia ha descubierto un aroma que cautiva a todo el mundo por igual.

La percepción del olfato se basa en la valencia de ese olor aunque hay quien cree que ese proceso se puede aprender y moldeable, sobre todo, por la cultura en la que crece y se desarrolla cada persona. La Universidad de Oxford y el Instituto Karolinska de Estocolmo han querido comprobar esta última teoría con un estudio cuyos resultados ya están disponibles en Current Biology.

4-hidroxi-3-metoxibenzaldehído
La investigación eligió diez aromas y se los ofrecieron a 235 personas de nueve culturas diferentes ©GettyImages

La investigación ha estado protagonizada por 235 personas que pertenecían a nueve culturas distintas y las que ofrecieron un total de diez olores que abarcaban toda la esfera de los aromas triviales. La principal conclusión es que de una comunidad a otra la percepción varía mucho, pero, al mismo tiempo, descubrieron que a todas les gustan y les disgustan las mismas fragancias. ¿Cuáles son?

La vainillina

La clara ganadora es la vainillina (4-hidroxi-3-metoxibenzaldehído), el compuesto básico que se encuentra en las vainas de la vainilla. No estaba sola entre los aromas preferidos por esas más de doscientas personas: le dieron, también, el visto bueno al butirato de etilo presente en frutas como la piña o el mango, al linalool de muchas plantas aromáticas y al alcohol fenetílico que se percibe en rosas, claveles, flor de azahar y en el pino verde.

4-hidroxi-3-metoxibenzaldehído
La vainillina es el compuesto básico que se encuentra en las vainas de la vainilla ©GettyImages

En el extremo contrario se encuentran los olores que más rechazo provocaron: el ácido isovalérico (presente en el sudor humano, en las grasas animales o en los vegetales que se encuentran en mal estado) fue el que más reacciones adversas provocó. Lo mismo sucedió con el disulfuro de dietilo (cebollas muy maduras o patatas podridas) y con el ácido octanoico o caprílico (aceites de palma o de coco).

¿Influye, entonces, la cultura?

Los resultados del estudio establecieron que la estructura química de una fragancia dará lugar a una respuesta independientemente de la cultura de la persona. O lo que es lo mismo: el impacto de la cultura en los aromas que nos gustan o nos disgustan es muy leve. Tanto es así que representa el 6% de la varianza.