1. home
  2. /Divulgación

Allison Vest, la científica que fabrica prótesis escalofriantemente realistas

Combinar arte y biología para cambiar la vida de la personas que han perdido alguna parte de su cuerpo

2 Minutos de lectura
‘Body Parts’

Antes de descubrir por accidente su rara línea de trabajo era una artista de formación tradicional

© Captura de TLC

‘Body Parts’ es una producción de TLC a medio camino entre una serie y un documental que se adentra en el mundo de la ‘anaplastología’, una disciplina que combina el arte y la biología para crear prótesis increíblemente realistas. Está protagonizada por Allison Vest (42), la mujer que ha conseguido mejorar la vida de muchas personas erradicando sus complejos de un plumazo.

La oficina-clínica de Allison está en McKinney (Texas, Estados Unidos). Cuando entras en ella sin saber cuál es su trabajo puede parecer una pequeña tienda de los horrores: los dedos se mezclan con unos antebrazos, cerca hay un surtido aleatorio de narices, ojos y orejas, más allá varias herramientas, pinceles, moldes de yeso y dibujos anatómicos…

‘Body Parts’
Una nariz o una oreja, por ejemplo, requieren una semana de trabajo. ©Captura de TLC

¿Qué es una ‘anaplastóloga’?

Allison es ‘anaplastóloga’, pero antes de llegar a ese punto era una artista de formación tradicional que descubrió su rara línea de trabajo por accidente: un día decidió combinar su pasión por el arte y la biología. Con el resultado supo que iba a cambiar la vida de muchas personas: concretamente de más de 600 pacientes que han confiado en ellas.

Basándose en su talento como pintora y escultora y en su formación tanto en anatomía como en otras ciencias crea prótesis hiperrealistas para personas que han perdido alguna parte de su cuerpo tras un accidente, después de sufrir cáncer, como resultado de una enfermedad congénita o de una infección…

‘Body Parts’
Allison personaliza las prótesis usando imágenes antiguas del paciente para darle una apariencia natural ©Captura de TLC

De 4.600 a 12.000 euros

El primer paso de Allison es probar diferentes prótesis de muestra para crear una base sobre la que irá la pieza final: a continuación comienza a personalizarlas usando imágenes antiguas del paciente para darle una apariencia natural con la que se integrará completamente en la anatomía de cada persona. La mayoría de ellas se aplican con un imán y se sellan a prueba de agua y de cualquier circunstancia: así logra un efecto de lo más realista.

Los precios oscilan entre los 4.600 y los 12.000 euros dependiendo de la complejidad de cada caso. Los tiempos cambian, también, en función de la prótesis: una nariz o una oreja, por ejemplo, requieren una semana de trabajo.

‘Body Parts’
Dependiendo de la complejidad de cada caso, los precios oscilan entre los 4.600 y los 12.000 euros ©Captura de TLC

El testimonio de sus pacientes

Allison comparte protagonismo en ‘Body Parts’ con algunos de sus pacientes. Jay Jaszkowski perdió la nariz en 2020: le dijeron que tenía una infección cuando, en realidad, era cáncer. Las consecuencias fueron devastadoras para su autoestima hasta que esta ‘anaplastóloga’ se cruzó en su vida.

Algo parecido vivió Ari Stojsik, que nació con una oreja parcialmente deformada y se había sometido a 18 procedimientos diferentes para corregirlo antes de cruzarse con su “heroína” como define a Vest. La misma opinión comparten Victoria Mugo (a la que le amputaron las manos y los pies tras sufrir un shock séptico por una neumonía) o Ian Bohnner, que perdió un ojo cuando era niño debido a un cáncer.