1. home
  2. /Divulgación

Cien años después de su hundimiento… hallan el ‘Endurance’, el barco con el que Shackleton quiso cruzar la Antártida

La mítica embarcación, que ha localizado un grupo de científicos, se encuentra en buenas condiciones

2 Minutos de lectura
Barco de Ernest Shackleton

Fotografía del hundimiento del ‘Endurance’ tomada por un miembro de la tripulación

© CordonPress

“Un hito de la historia polar”, dice Donald Lamont, presidente del Fideicomiso del Patrimonio Marítimo de las Malvinas, a cargo de la expedición que salió el pasado mes de febrero desde Ciudad del Cabo (Sudáfrica) para buscar el ‘Endurance’. El mítico barco se hundió en 1915 cuando el legendario Ernest Shackleton intentaba cruzar con él la Antártida, una tierra aún desconocida y que era el gran objeto de deseo de las exploraciones de la época.

Lo mejor de todo son las condiciones en las que han encontrado la embarcación: “Es, con mucho, el mejor naufragio de madera que he visto en mi vida”, asegura Lamont. “Está erguido, bien orgulloso del fondo marino, intacto y en un brillante estado de conservación. Incluso puede ver la palabra ‘Endurance’ arqueada en la popa, directamente debajo de la barandilla”.

El gran objetivo de Shackleton con el ‘Endurance’ con el que iba a hacer historia

Ernest Henry Shackleton ya había participado en otras expediciones a la Antártida, pero con la que iba a emprender a bordo del ‘Endurance’ buscaba hacer historia: quería atravesar, de punta a punta, el continente helado a través del polo. Fracasó en su intento cuando el barco quedó atrapado en una banquisa o capa de hielo flotante que lo acabó engullendo.

Los miembros de la tripulación quedaron atrapados en aquella tierra inhóspita durante dos largos años, pero gracias al coraje de Shackleton todos regresarían a sus casas sanos y salvos. Dio a tiempo la orden a abandonar el barco y acamparon en otra gran banquisa de hielo con la esperanza de que la deriva los acabase llevando a tierra firme. No fue así.

Tras varios meses, la banquisa se partió en dos, de modo que el capitán ordenó a su equipo que embarcaran en botes salvavidas. Así, tras cinco angustiosos días, llegaron a Isla Elefante, a 550 kilómetros. Era la primera vez que pisaban tierra firme en más de un año. Desde allí Shackleton y otros cinco exploradores navegaron nada menos que 800 millas (1300 km) en el bote salvavidas para buscar ayuda para rescatar al resto de sus hombres.

Atracaron en Georgia del Sur y cruzaron la isla montañosa hasta llegar a una estación ballenera. Fue entonces cuando pudo organizar el rescate que llevaría a todo su equipo de vuelta a casa. Por eso, Ernest Shackleton fue considerado un héroe por sus compatriotas.

tags: