1. home
  2. /Divulgación

6 curiosidades de Matt Groening, el hombre que se inspiró en su familia para crear la serie que lo cambió todo

Llegó a Los Ángeles con 23 años para cumplir su sueño de ser escritor y acabó dando vida a ‘Los Simpsons’

3 Minutos de lectura
Productor ejecutivo de ‘Los Simpsons’

Antes de vivir de sus creaciones tuvo múltiples trabajos: desde ayudante de cocina hasta redactor

© GettyImages

Todo el mundo le conoce gracias a su obra maestra, Los Simpsons. Sin embargo, la vida del creador de la serie que lo cambió todo está llena de curiosidades que explican detalles de sus famosos personajes o cómo empezó todo. Esta es la cara más desconocida de Matt Groening.

Cuando terminó el colegio, hizo las maletas y puso rumbo a la Universidad de Evergreen (Washington): el nombre de la institución serviría para bautizar la calle en la que vive la familia Simpson. Con 23 años volvió a mudarse y su siguiente destino fue la ciudad de Los Ángeles, donde pretendía hacer realidad su sueño de ser escritor.

Múltiples trabajos

Mientras luchaba para cumplir sus objetivos, Matt Groening trabajó lavando platos, como ayudante de cocina y vendedor. Hizo de extra en películas y ejerció como escritor fantasma. Su primer trabajo serio fue de redactor de la revista TV Guide, pero fue despedido.

Creador de Los Simpsons
Fue a la Universidad de Evergreen, el nombre que usó para bautizar la calle en la que vive la familia Simpson ©GettyImages

La copistería

Una copistería fue la que cambió todo. Comenzó a trabajar en ella y en sus ratos libres aprovechaba para hacer copias de las tiras cómicas que usaba para contar a su familia cómo le iba en Los Ángeles. Un día comenzó a repartirla entre sus amigos, conocidos y clientes del local: comprobó que les gustaba y dio vida a ‘Life is Hell’.

Su primera empresa

Aquellas viñetas acabaron convirtiéndose en un libro con el mismo título que la tira que, años después, se transformaría en una colección dividida en diferentes temas. El éxito cosechado llevó a Matt Groening a unir fuerzas con varios amigos de la universidad para crear una agencia con la que vender sus creaciones. ‘Life is Hell’ llegó a aparecer en las páginas de 250 periódicos de todo Estados Unidos.

James L. Brooks

Así es como James L. Brooks apareció en la vida de Matt Groening: quería convertir sus tiras cómicas en pequeños cortos para el programa ‘The Tracey Ullman Show’. Temiendo que la televisión fuera demasiado para ‘Life is Hell’, le propuso al productor otra idea basada en una familia… que a partir del 17 de diciembre de 1989 dio el salto a las pequeñas pantallas de todo el mundo de la mano de FOX.

Creador de Los Simpsons
Su primer éxito fue una tira cómica llamada ‘Life is Hell’ con la que contaba a su familia cómo le iba ©GettyImages

Los nombres de la familia Simpson

Matt Groening bautizó a los Simpsons con los nombres de su familia. Homero era su padre, que trabajaba en el mundo del cine y la publicidad. Margaret era su madre, una profesora a la que él llamaba Marge. Sus dos hermanas pequeñas eran Lisa y Maggie mientras que los mayores eran Mark y Patty. Cuando apareció el abuelo, el creador de la serie quiso que el nombre lo eligieran los guionistas: se decantaron por Abraham sin saber que así se llamaba el abuelo de Matt.

Los Simpsons, por cierto, no eran amarillos: este tono fue el que eligió el dibujante principal para evitar que la piel fuera caucásica como la de la mayoría de las animaciones.

Creador de Los Simpsons
Matt creyó que la televisiçon destruiría ‘Life is Hell’ y propuso a James L. Brooks la historia de uan familia ©GettyImages

Su primer hijo

En 1986, Matt Groening se casó con Deborah Caplan y tuvieron un par de hijos. El primero de ellos se llama Homero como homenaje a su padre y al patriarca de los Simpson: aunque en España le conocemos como Homer, en multitud de países es Homero. Su primer matrimonio acabó en divorcio en 1999. Años después, en 2007, Matt Groening conoció a Agustina Picasso: una artista argentina con la que ha tenido cinco hijos.

Lo cierto es que el progenitor de Matt Groening era un hombre brillante e inquieto, algo que su hijo siempre ha querido dejar claro. Solo tuvo una petición cuando se enteró de cómo era el personaje: tenía que amar y tratar bien a su mujer siempre.