1. home
  2. /Divulgación

El motivo por el que los cuadernos de Marie Curie aún hoy están guardados en un sótano

Los apuntes de la única mujer que ha ganado dos veces un Premio Nobel deberán permanecer así la friolera de 1.500 años más

2 Minutos de lectura
Recibió dos premios en física y química

Fue la primera mujer en ganar un Premio Nobel por dos veces

© GettyImages

De los dotes científicos de Marie Curie nadie tiene duda. El legado que dejó la primera mujer en ganar un Premio Nobel en dos ocasiones, uno en Física y otro en Química, es indudable para la ciencia. Además, junto a su esposo, Pierre, descubrió los principios de la física atómica y la radioactividad, además de nuevos elementos químicos sin saber la graved radiactiva que tenía para la salud humana. 

Ambos investigaron sobre elementos radioactivos
Junto a su esposo Pierre descubrieron los principios de la física atómica y la radioactividad, ©GettyImages

Sin embargo, con tan solo 66 años, falleció en 1934 por una anemia aplásica, probablemente por una frecuente exposición al radio y al polonio y, en consecuencia, se activaron las alertas con todo lo relacionado con ella para que se tomasen precauciones. Tal medida afectaba incluso al propio cadáver de la científica, que tuvo que ser sepultado bajon una gran capa de plomo.

Entre sus recuerdos mejor guardados, se encuentran uno de los documentos más importantes de la Historia de la Ciencia:sus cuadernos y notas originales, guardados, según la BBC, en unas cajas especiales hechas de varias capas de plomo, pero ¿por qué? El motivo no es otro que esos documentos son altamente radiactivos.

Marie Curie es un fenómeno en la ciencia
En el sur de París se encuentra el último laboratorio donde trabajó Marie Curie ©GettyImages

En los sótanos de la Biblioteca Nacional de Francia llevan escondidos muchos años y seguirán así por lo menos 1.500 años más. Para poder consultarlos, los investigadores tienen que hacer uso de unos trajes especiales de protección y deben firmar un consentimiento en el que se hacen responsables de cualquier efecto sobre su salud.

En el sur de París, concretamente en la comuna de Arcueil, hay un edificio al que está terminantemente prohibído el paso. De hecho, un muro lleno de grafitis y lleno de alambres de púas custodia la entrada, al igual que las cámaras de vigilencia. Se trata del último laboratorio donde trabajó Marie Curie y es otro de los lugares donde los niveles de contaminación debido a que los experimentos dejaron altos niveles de radiación para muchos siglos.