1. home
  2. /Divulgación

Resistir, persistir y sobrevivir: las tres aptitudes de Jonathan, la tortuga más vieja del mundo

Llegó a una isla de St. Elena en 1832, con aproximadamente 50 años

1 Minuto de lectura
SAINTHELENA-CONSERVATION-ANIMAL

Jonathan ha perdido la vista y tampoco tiene olfato, pero su energía sigue intacta

© GettyImages

Sobrevivir a 39 presidencias estadounidenses, a dos guerras mundiales y a la sucesión de siete monarcas en el trono británico puede parecer una auténtica locura, pero para Jonathan, la tortuga más anciana del mundo, nada le ha sido imposible. Aunque su edad no se sabe a ciencia cierta, se cree que podría haber cumplido más de 190 años.

DOUNIAMAG-SAINTHELENA-CONSERVATION-ANIMAL
Fue un regalo para el Sr. William Grey como obsequio diplomático ©GettyImages

Entorno a 1832, con aproximadamente 50 años, llegó a Santa Elena, una isla del océano Atlántico. Este animal terrestre llegó a la vida de Sr. William Grey - Wilson, como obsequio diplomático y como talismán, convirtiéndose poco tiempo después en gobernador de St. Helena. Sin embargo, según la CNN,  “Jonathan en realidad podría tener 200 años porque la información sobre su llegada a la isla no es exacta y porque no hay un registro real de su nacimiento”. 

DOUNIAMAG-SAINTHELENA-CONSERVATION-ANIMAL
Fue galardonada en 2019 por ‘Guinness World Records’ por ser la tortuga más vieja del mundo ©GettyImages

Los años no han pasado en vano, y casi dos siglos después, Jonathan ha perdido la vista y tampoco tiene olfato. Sin embargo, su audición sigue intacta y cuando le llama su veteriano, Joe Hollins, responde. Los estrasgos de la edad tampoco han podido con su energía. Jonathan comparte hábitat con otras tres tortugas, David, Emma y Fred y, a menudo, se le ve apareándose con Emma, y otras, con Fred.

Superando la esperanza de vida de la antigua tortuga Tu’ i Malilla, que vivió hasta 1965, Jonathan ha conseguido el podium a la tortuga más vieja del mundo y fue galardonada en 2019 cuando ‘Guinness World Records’ le otorgó un título. Ahora, St. Helena ha encrago un sello en honor a este reptil y crearán una fiesta nacional para celebrarlo en 2022, segúnsu veterinario.