1. home
  2. /Divulgación

Hablamos con ‘El Barroquista’, el influencer gallego que ha logrado lo que parecía imposible: viralizar el arte

Sus debates en las redes sociales han logrado captar la atención de cientos de usuarios por un mundillo que hasta ahora tan solo interesaba a unos pocos

4 Minutos de lectura
El barroquista

Miguel Ángel Cajigal Vera ‘El Barroquista’ es historiador del arte, comisario de exposiciones y divulgador cultural

© Foto de Berta Delgado cedida por Penguin Random House

Miguel Ángel Cajigal, mejor conocido como ‘El Barroquista’ en los medios de comunicación y las redes sociales, siempre soñó con cambiar el soso concepto que se tenía sobre los historiadores de arte, aunque jamás pensó que acabaría consiguiéndolo. Consciente de lo que le costaba al público en general adentrarse en este mundillo, este gallego decidió abordar el arte desde otro ángulo centrándose en las curiosidades de diferentes obras, asimilando y aceptando que no a todo el mundo le tienen que gustar ‘Las Meninas’ o ‘La Gioconda’ y creando “hilos” de conversaciones no exentos de crítica y polémicas, para que así todo el mundo, experto o no, pueda entrar en debate. Historiador del arte, comisario de exposiciones y divulgador cultural, colabora en el programa Galicia por diante, de Radio Galega, en Julia en la Onda, de Onda Cero, y en El condensador de fluzo, de TVE, gracias al cual le hemos podido poner cara. El pasado 20 de octubre y, liándose la manta a la cabeza publicó su primer libro Otra Historia del Arte. Pero nada mejor que hablar con su protagonista para conocer los entresijos de este libro y también conocerle un poquito más a él.

Otra Historia de Arte, es tu primer libro ¿qué o quién te ha animado a lanzarte al mundo de la escritura?

La verdad es que ya tenía experiencia escribiendo en el ámbito académico, pero siempre artículos especializados, textos para congresos o capítulos de libros. Nunca había abordado un libro. Cuando la editorial me propuso hacer un libro me di cuenta de que me apetecía bastante probar esta experiencia.

¿Cómo ha sido la experiencia? ¿repetirías?

Sin duda. Ha sido muy diferente de las otras cosas que hago pero también ha sido muy satisfactorio darle estructura al contenido de todo el libro y saber que eres el único responsable de lo que escribas es muy estimulante. Espero repetir.

libro
Portada del primer libro de ‘El Barroquista’, Otra historia del arte ©Foto cortesía de Penguin Random House

¿A quién va dirigido este libro, a los que les gusta el arte, a los que tratan de adentrarse en este mundo o a los que no les gusta nada el arte?

En realidad, a todo el mundo. El libro está pensado para que la gente que no ha leído sobre arte pueda entenderlo de una forma más sencilla y sin prejuicios, con palabras que se comprendan fácilmente pero al mismo tiempo aprendiendo cómo funciona la historia del arte como disciplina. Por otro lado, la gente con formación en arte que lo está leyendo me comenta constantemente que les da ideas que no se habían planteado o que están descubriendo cosas que no conocían.

“Veo en redes sociales un movimiento creciente de interés por profundizar en cuestiones culturales de manera más directa y creo que es algo muy bonito”

¿Crees que en los colegios la historia del arte no tiene el hueco que se merece? ¿o qué el método no es el adecuado?

Creo, en general, que no damos al aprendizaje artístico la importancia que tiene en la formación de las personas. Tener una base en las diferentes artes te da una visión más amplia del mundo y de las diferentes culturas y épocas. Y, además, te aporta muchas vías de disfrute. No sé si falla el método, pero creo que sí nos fallan las prioridades, quizás por pensar que el arte es una cuestión menor, cosa que me parece muy equivocada.

 

Con un tema tan específico como la historia has logrado convertirte en todo un influencer ¿cuál es el secreto para arrasar en las redes?

No sé si se puede decir que arraso. Es cierto que tengo una comunidad alrededor muy grande para los temas de los que hablo, que son básicamente arte, patrimonio cultural y museos. Pero veo en redes sociales un movimiento creciente de interés por profundizar en cuestiones culturales de manera más directa y creo que es algo muy bonito.

 

¿Existe el concepto de buen y mal gusto en esto del arte?

En mi opinión, no. El gusto es libre y debe de serlo. Otra cosa es que el gusto se pueda educar, igual que el paladar. Hay cosas que es más fácil que te gusten si has tenido ese proceso de educación artística. Pero siempre debes de tener la libertad de poder expresarlo. Eso no significa que algo que no te guste sea “malo” automáticamente. Creo que hay que diferenciar claramente esto.

 

¿Qué es una obra maestra?

Una convención social, basada en una opinión generalmente minoritaria que se acaba aceptando por consenso tácito por la mayoría. Usamos esa expresión constantemente, quizás demasiado, sin darnos cuenta de que llamamos casi siempre “obra maestra” a cosas que nos encantan, así que confundimos gusto personal con calidad. En el libro hablé bastante de ello porque creo que es un concepto que es necesario entender mejor para poder desmitificarlo.

“Llamamos casi siempre “obra maestra” a cosas que nos encantan, así que confundimos gusto personal con calidad”

 

Colaboras en radio y televisión ¿te imaginaste cuando decidiste estudiar esta carrera que acabarías en los medios?

No, porque desgraciadamente la historia del arte no tiene en nuestro país la presencia mediática que tiene en otros, sobre todo en el Reino Unido. Pero cada vez hay más profesionales de las humanidades en los medios y creo que esto es un cambio muy positivo.

 

Si alguien tiene dudas de decantarse por esta carrera ¿qué le dirías?

Que ponga todo su empeño en aprender y en buscar su hueco, porque desde luego no es un ámbito laboral fácil. Aunque tampoco creo que haya muchos que lo sean.

 

Si tuvieras que recomendar algún lugar artísticamente hablando ¿cuál recomendarías? ¿y una obra de arte?

Personalmente, tengo debilidad por Berlín, que me parece una ciudad maravillosa a efectos artísticos, aunque mucho menos conocida que otras como Madrid, París, Londres o Florencia. Y si tengo que recomendar una obra de arte, desde luego, es Las Meninas, pero siempre intentando entenderla y disfrutarla desde el conocimiento, no simplemente aceptando su importancia porque nos hayan dicho que es maravillosa.

 

¿Qué proyectos tienes ahora en mente?

Ahora mismo me estoy tomando un respiro, porque desde 2020 literalmente no he parado de sacar nuevos proyectos bastante grandes: además del libro, dirigir un Máster, comisariar la exposición central del Xacobeo 2021 (Galicia Futura), empezar mi colaboración en El Condensador de Fluzo de TVE y Julia en la Onda de Onda Cero o diseñar contenidos para Google Arts & Culture, entre otras cosas. Aun así, como soy bastante inquieto, ya tengo en mente un proyecto de investigación que creo que me va a tener ocupado los próximos años. Quién sabe, a lo mejor acaba convirtiéndose en otro libro.