1. home
  2. /Divulgación

Las joyas de María Antonieta vuelven a batir todos los récords: pagan 7 millones de euros por dos de sus brazaletes

El comprador que se ha hecho con ellos hizo su oferta por teléfono y no se identificó

2 Minutos de lectura
SWITZERLAND-FRANCE-AUCTION-LUXURY-HISTORY

La casa Christie’s (organizadora de la subasta) calculó que podían llegar a alcanzar la cifra de 3,46 millones de euros

© GettyImages

La monarquía en Francia fue abolida en septiembre de 1792. La familia real fue encarcelada: Luis XVI fue ejecutado ese mismo año, pero el turno de su mujer tardaría en llegar un año más. María Antonieta murió en la guillotina en 1793 cuando tenía 37 años: fue la última reina que tuvo el país galo y se convirtió en una figura histórica. Ahora su legado ha vuelto a ocupar titulares porque parte de su joyero personal ha sido subastado por siete millones de euros.

Corría el año 1776 cuando María Antonieta encargó dos brazaletes al joyero Charles August Boehmer por valor de 292.000 euros… en pleno siglo XVIII. Las joyas están compuestas por 112 diamantes que tienen entre uno y cuatro quilates y que, además, son únicos y diferentes ya que fueron tallados. Cada una de las dos piezas está compuesta por tres hilos de piedras preciosas y un gran broche: pueden ser usadas como pulseras o como gargantilla si se unen.

SWITZERLAND-FRANCE-AUCTION-LUXURY-HISTORY
María Antonieta encargó las dos piezas al joyero Charles August Boehmer por valor de 292.000 euros en pleno siglo XVIII ©GettyImages

Rumbo al extranjero

En los últimos compases de la Revolución Francesa, Luis XVI y María Antonieta pensaban huir del país junto a sus hijos. No lo consiguieron, pero la reina sí tuvo tiempo de poner a buen recaudo sus pertenencias más preciadas: las mandó al extranjero para que no cayesen en manos de los revolucionarios. Así las cosas, el joyero puso rumbo a Bruselas porque allí vivía su hermana, la archiduquesa Marie-Christine. Tras esta primera parada, continuaron la marcha hasta Austria: el país natal de María Antonieta. Su familia se encargó de proteger cada una de las piezas que llegaron a manos de su hija María Teresa, que fue liberada años después.

SWITZERLAND-FRANCE-AUCTION-LUXURY-HISTORY
María Antonieta mandó su joyero personal al extranjero para que no cayese en manos de los revolucionarios ©GettyImages

Superan todas las expectativas

Antes de la subasta, celebrada el 9 de noviembre en Ginebra, los expertos de la casa Christie’s calcularon que los dos brazaletes podían llegar a alcanzar la cifra de 3,46 millones de euros: se quedaron muy cortos. El comprador que se ha hecho con ellos pagó siete millones de euros, impuestos incluidos: hizo su oferta por teléfono y no se identificó.

No es la primera vez que las joyas de María Antonieta superan los cálculos. Hace tres años, en 2018, Sotheby’s subastó un colgante de perlas naturales y diamantes que había sido valorado entre 870.000 euros y 1,73 millones de euros: pagaron por él 31 millones.

tags: