1. home
  2. /Divulgación

Platos y vasos de plástico con bambú: se venden como ecológicos y son un riesgo para la salud

Se han notificado medio centenar de alertas sanitarias en la UE en los últimos años a causa de estos utensilios

2 Minutos de lectura
Plástico

El menaje de plástico con fibras de bambú permite que ciertas sustancias tóxicas puedan transferirse a los alimentos

© GettyImages

Conscientes de los riesgos que suponen para la salud ciertos productos de plástico, son muchos los consumidores que huyen de ellos, especialmente en platos, vasos, tuppers o cualquier utensilio que vaya a estar en contacto con alimentos. Por eso, en los últimos años están proliferando otro tipo de productos que se venden con apariencia de saludables, pero que no lo son, como aquellos que mezclan el plástico con el bambú. Al contener material natural, da la sensación al comprador de que está adquiriendo un utensilio ecológico (que, además, en muchas ocasiones se publicita como tal).

Plástico
Productos elaborados con plástico y fibras vegetales como el bambú pueden nocivos para la salud al entrar en contacto con alimentos ©GTres

Los utensilios de plástico con fibra de bambú destinados a entrar en contacto con los alimentos no están autorizados, si bien se siguen vendiendo en algunas tiendas físicas y, sobre todo, en muchos comercios on line, tal y como denuncia la OCU (Organización de Consumidores y Usuarios). El motivo por el que no está permitida su venta es porque podrían causar la migración del plástico a los alimentos de sustancias peligrosas para la salud si fueran ingeridas. Sin embargo, se han notificado medio centenar de alertas sanitarias en toda Europa en los últimos años relacionadas con este asunto, en concreto, por la migración de melanina y formaldehído (ambas sustancias tóxicas para la salud) en este tipo de productos.

A la venta como ‘ecofriendly’

Estos productos plásticos que cuentan en su composición con elementos vegetales suelen usar ese origen para presumir de ser más “eco”. Así, es habitual que usen alegaciones como “compostable“, ”biodegradable“, “natural“, ”ecofriendly”… pero en muchos casos estas afirmaciones no son ciertas. Es más, en estos productos, las fibras vegetales son un aditivo, lo que hace que el plástico no sea reciclable y que el producto sea menos ecológico aún.

Plástico
Muchos de estos productos se publicitan como ‘eco’ por llevar fibras vegetales ©GettyImages

¿Qué productos se pueden usar?

Llegados a este punto cabe destacar que sí son aptos para entrar en contacto con alimentos aquellos productos que estén elaborados al 100% con bambú, pues es un material natural no tóxico en sí mismo. El problema surge al mezclarlo con el plástico. Lo mismo ocurre con otras fibras vegetales como el maíz, la paja de trigo o el café.

En este sentido, el único aditivo vegetal admitido por la legislación europea para la fabricación de utensilios de plástico destinados a entrar en contacto con alimentos es la cáscara de semillas de girasol. Otros materiales que también están permitidos son los clásicos de vidrio, cerámica, silicona, caucho, madera, papel, metal, corcho o textiles, pero también plásticos, siempre que no contengas bisferol A ni los aditivos vegetales antes mencionados.

tags: