1. home
  2. /Divulgación

El último deseo de Carlos Ruiz Zafón que ha trascendido un año después de su muerte

Todo parece indicar que el escritor pidió que sus restos mortales recibieran sepultura en su ciudad natal, Barcelona, y en el lugar donde estableció su refugio de escritura, Los Ángeles

2 Minutos de lectura
Carlos Ruiz Zafón

El escritor falleció víctima de un cáncer en junio de 2020 a los 55 años

© GettyImages

Carlos Ruiz Zafón falleció en su domicilio de Los Ángeles como consecuencia de un cáncer de colon en junio de 2020, sin embargo, no ha sido hasta ahora cuando hemos conocido que los restos mortales del escritor descansan en dos tumbas: una parte en el Cementerio de Montjuïc, en Barcelona, su ciudad natal, y otra parte en el Hollywood Forever, California, lugar donde estableció su refugio para escribir.

Carlos Ruiz Zafón
Zafón es, a día de hoy, uno de los autores más leídos en lengua castellana en el mundo en los últimos años ©GettyImages

Convertido en el autor más leído en lengua española después de Cervantes gracias a su obra La sombra del viento, de la que llegó a vender más de 15 millones de ejemplares, todo apunta a que Zafón dejó claro antes de marchar algunos de sus últimos deseos como era la de que sus restos mortales descansaran en el lugar que le vio nacer y en aquella ciudad que le vio crecer como escritor, tras trasladarse a Los Ángeles en 1993, así cómo el diseño de su lápida, la cual ya puede ser visitada desde el pasado mes de junio en la llamada Vía Santa Eulàlia del cementerio de Montjuïc.


Su tumba de la Ciudad Condal es todo un reflejo de lo que fue su vida y su gran pasión, la literatura. Sobre ella hay escrita una de sus frases más emblemáticas: “Existimos mientras alguien nos recuerda”, a la que acompaña un poquito más abajo la figura de un dragón, como los que diseñó Gaudí para la Casa Güelly que a él tanto le fascinaban, tanto que acabó convirtiéndolo en su animal fetiche y lo introdujo en sus obras. Su admiración hacia este ser mitológico era tal que hasta llegó a atesorar en su casa californiana más de 400 de estos animales de leyenda y los lucía siempre, que tenía ocasión en anillos y pines. “Barcelona es una ciudad de dragones, y yo soy uno de ellos” admitió en alguna ocasión el desaparecido autor.

El resto de sus cenizas, como hemos señalado anteriormente, han sido depositadas en el corazón de Hollywood, o lo que es lo mismo en el popular cementerio Hollywood Forever, uno de los más antiguos de Los Ángeles y donde descansan los restos mortales de numerosas celebridades del mundo del espectáculo, además de personas que desempeñaron un importante papel en el desarrollo de la ciudad de Los Ángeles. Allí se puede visitar la tumba de Judy Garland, Burt Reynolds, Rita Hayworth, Alfred Hitchcock… y ahora también la del inolvidable Carlos Ruiz Zafón.