1. home
  2. /Divulgación

El eterno enemigo del medio ambiente: los estómagos de las crías de tortugas verdes están repletos de plásticos

Un único ejemplar de estos animales contenía más de 340 trozos de plástico

3 Minutos de lectura
Por EUROPA PRESS
Contaminación

Estos resultados han sido arrojados por un estudio de la Universidad de Exeter (Reino Unido)

© EuropaPress

Las pequeñas tortugas marinas juveniles del Océano Pacífico y el Océano Índico tienen una incidencia muy alta de plástico ingerido, según un nuevo estudio de la Universidad de Exeter, en Reino Unido, publicado en la revista ‘Frontiers in Marine Science’.

De las especies estudiadas, las tortugas verdes tuvieron la mayor incidencia de ingestión de plásticos, mientras que las tortugas carey no mostraron ingestión. El ciclo de vida de las tortugas marinas podría haberse convertido en una trampa ecológica novedosa, donde las tortugas jóvenes quedan “atrapadas” en hábitats con grandes cantidades de desechos plásticos.

Contaminación
Más de 700 especies marinas han tenido interacciones con plásticos en los océanos ©GettyImages

La contaminación por plásticos se ha convertido en una de las amenazas más acuciantes para la fauna marina. Se calcula que más de 700 especies marinas, desde ballenas azules hasta pequeños percebes, han tenido interacciones con plásticos en los océanos. Los plásticos constituyen ahora el 80% de todos los desechos marinos y pueden encontrarse en todas partes, desde las aguas superficiales hasta los sedimentos de las profundidades. Los plásticos en los océanos se presentan en forma de macroplásticos (>1mm) y microplásticos (<1mm).

La ingestión de plástico y el enredo (que puede causar asfixia) se ha documentado ahora para todas las especies de tortugas marinas. Se cree que las tortugas juveniles pequeñas son las que corren más riesgo, ya que esta etapa de la vida es la más propensa a enredarse e ingerir plásticos debido a sus preferencias de alimentación, mientras que las zonas oceánicas que habitan coinciden con las áreas de alta contaminación por plásticos.

Se cree que la ingestión de plástico provoca la muerte por laceración, obstrucción o perforación del tracto gastrointestinal. También se sospecha que provoca desnutrición y contaminación química.

Contaminación
De los especímenes recogidos en el Océano Pacífico, las tortugas verdes eran las que tenían más probabilidades de contener plásticos ©GettyImages

Para estudiar la cantidad y el tipo de plásticos que ingieren las pequeñas tortugas juveniles, los investigadores examinaron el contenido del estómago, los intestinos, la cloaca y la vejiga de ejemplares varados o capturados de forma fortuita en el océano Índico frente a las costas de Australia Occidental y en el océano Pacífico frente a las costas de Australia Oriental.

Buscaron plásticos en el interior de tortugas verdes (36 en el Pacífico y 22 en el Índico), bobas (7 y 14), golfinas (siete en el Pacífico), carey (cinco y dos) y lisas (10 y 18). Clasificaron los plásticos según el color y el tipo (por ejemplo, plásticos duros, cuerdas o bolsas de plástico) e identificaron las fuentes de los polímeros plásticos encontrados.

Sólo se encontraron plásticos en el tracto gastrointestinal. La cantidad de plásticos (>1mm) ingeridos varió según los océanos y las especies. El mayor número de trozos de plástico ingeridos se produjo en las tortugas verdes: un animal del océano Índico contenía 343 trozos y otro del océano Pacífico 144. No se encontró ingestión de plástico en las tortugas carey muestreadas de ninguno de los dos océanos, pero esto podría deberse al pequeño tamaño de la muestra.

La proporción de tortugas que habían ingerido plástico era mucho mayor en el océano Pacífico que en el Índico. De los especímenes recogidos en el Océano Pacífico, las tortugas verdes eran las que tenían más probabilidades de contener plásticos (83%), seguidas de las caguamas (86%), las lisas (80%) y las golfinas (29%). Por otro lado, de los ejemplares del océano Índico, las tortugas planas eran las que más plásticos contenían (28%), seguidas de las caguamas (21%) y las tortugas verdes (9%).

En el caso de las tortugas verdes del Océano Pacífico, entre el 0% y el 0,9% de la masa corporal total era plástico ingerido, y entre el 0% y el 2% en el caso de las tortugas planas del Océano Índico.

Los tipos de plástico también variaron entre los dos lugares de estudio. “El plástico de las tortugas del Pacífico era en su mayoría fragmentos duros, que podrían proceder de una amplia gama de productos utilizados por los seres humanos, mientras que los plásticos del Océano Índico eran en su mayoría fibras, posiblemente procedentes de cuerdas o redes de pesca”, afirma la autora principal, la doctora Emily Duncan, de la Universidad de Exeter.

Los investigadores llaman la atención sobre la posible trampa evolutiva que la contaminación por plásticos ha creado para las tortugas juveniles. Una trampa evolutiva se produce cuando un comportamiento o hábitat previamente adaptado tiene ahora efectos negativos sobre la supervivencia y la reproducción en general.

Contaminación
Es necesario tomar medidas para mitigar y prevenir la contaminación por plásticos ©GettyImages

Las tortugas posteriores a la eclosión se han adaptado para entrar en la zona oceánica (en el caso de las tortugas verdes, bobas, carey y golfas) o en aguas neríticas (tortugas planas), donde se alimentan y crecen hasta la madurez. Normalmente, estos hábitats son ideales para su desarrollo, pero la rápida introducción de residuos plásticos los ha convertido en un riesgo para las tortugas juveniles.

Es necesario tomar medidas para mitigar y prevenir la contaminación por plásticos. “Los polímeros más comúnmente ingeridos por las tortugas en ambos océanos fueron el polietileno y el polipropileno. Estos polímeros se utilizan de forma tan generalizada en los productos de plástico que es imposible precisar las fuentes probables de los fragmentos que encontramos, por lo que es necesario intervenir para detener la contaminación por plásticos de origen terrestre”, afirma Duncan.

“La siguiente etapa de nuestra investigación es averiguar si la ingestión de plástico afecta a la salud y la supervivencia de estas tortugas y cómo lo hace. Esto requerirá una estrecha colaboración con investigadores y veterinarios de todo el mundo”, adelanta.