1. home
  2. /Divulgación

La historia del robo de un cuadro de Picasso en Atenas que podría haberse convertido en el delito perfecto

Sustraído hace nueve años de la Galería Nacional, la Policía griega detenía hace unos días al ladrón quien confesaba que robó la obra para colgarla en su casa

3 Minutos de lectura
Cuadro Picasso

Junto al cuadro del Picasso ‘Cabeza de Mujer’, el ladrón también robó una obra del artista holandés Piet Mondrian

© EuropaPress

Hace nueve años un obrero griego perpetró un robo de película. Entró en la Galería Nacional de Atenas y sin ser interceptado ni dejar pistas ni huellas se hizo con un suculento botín: el cuadro ‘Cabeza de Mujer’ de Picasso y la obra de arte de el ‘Molino’, pintado por el holandés Piet Mondrian. Pero… ¿cuál era la intención de este ladrón? Lo normal, y tal y como han señalado los expertos, hubiera sido que este hombre hubiera puesto las obras a la venta en el mercado negro, momento en el que podían haber sido rastreadas, sin embargo, este ladrón no tenia intención de lucrarse con ellas y en su defecto decidió colgarlas en su casa para poder contemplarlas siempre que quisiera. Y es que a pesar de la falta de pistas, la investigación sobre el paradero de los dos cuadros nunca se detuvo y los investigadores, cada vez más seguros de que las obras no habían sido del país dieron finalmente con su escondite, o mejor dicho, con el autor del robo, quien tras ser interrogado, confesaría el lugar donde se encontraba su botín.

Artista
El cuadro estaba escondido en un barranco entre arbustos y maleza, cerca de Porto Rafti, a unos 50 kilómetros de Atenas ©GettyImages

“No quería vender los cuadros, lo hice por pasión al arte”, aseguró el hombre tras ser detenido. Y todo apunta a que realmente fue así, pues el ladrón tras ser consciente de que el cerco se iba estrechando en torno a él. Cogió las obras , las envolvió en un paquete para protegerlas y las escondió en un barranco entre arbustos y maleza, cerca de Porto Rafti, a unos 50 kilómetros de Atenas, hasta donde acabó conduciendo a los agentes. Peor suerte corrió un boceto de comienzos del siglo XVII, atribuido al manierista italiano Guglielmo Caccia, conocido como il Moncalvo, el que tras arrancarlo del marco en el momento del robo quedó tan dañado, que el hombre decidió deshacerse de él, tirándolo por el retrete.

"1 Picasso for 100 Euros" : Charity Raffle To Benefit Humanitarian Organization Care
El Picasso y el Mondrian están, afortunadamente, en buenas condiciones. ©GettyImages

El ladrón ha confesado que las tres obras de arte sustraídas fueron elegidas completamente de manera aleatoria y que cogió simplemente las que tenía más a mano cuando perpetro el estudiado robo. Y es que tal y como ha relatado él mismo durante medio año acudió diariamente a la galería, tanto para visitar las instalaciones como para vigilar los exteriores, donde controló los movimientos de los guardias de seguridad hasta estar seguro del procedimiento a seguir. La madrugada del 9 de enero de 2012, consiguió entrar por un balcón que no se encontraba cerrado con llave y alejó a los guardias de seguridad de su ubicación al hacer saltar alarmas en distintas partes del museo.

llevó a cabo el golpe completamente solo
Christie's 20th and 21st Century London Evening Sale
Picasso regaló el cuadro a Grecia en reconocimiento a la resistencia a los nazis del país heleno durante la Segunda Guerra Mundial. En la imagen un cuadro del artista malagueño titulado ‘El abrazo’ ©GettyImages

El cuadro de uno de nuestros pintores más reconocidos internacionalmente, ‘Cabeza de mujer’, es una representación cubista de Dora Maar, fotógrafa, pintora y musa del artista español, frente a un fondo azul fue pintada por Picasso en 1939 y que fue donada por él mismo años después a la Galería Nacional, como un homenaje a la resistencia del pueblo griego contra la invasión nazi. Detrás del lienzo, el pintor malagueño escribió a mano “Para el pueblo griego, un homenaje de Picasso”.

Durante la ausencia de la obra, también la galería ha estado cerrada al público. Fue fundada en 1900, pero durante la última década ha sido renovada y ampliada, con lo que ha doblado su capacidad de exhibición y, muy probablemente, ha mejorado sus sistemas de seguridad.