1. home
  2. /Divulgación

Así es la variante Delta del coronavirus: parece un resfriado y es más contagiosa, pero las vacunas pueden con ella

Fue detectada por primera vez en la India aunque ya hay 74 países que han confirmado la existencia de brotes

2 Minutos de lectura
German tourists from the cruise ship visiting downtown

Además de los síntomas más comunes, llega acompañada de dolor de cabeza, de garganta y secreción nasal

© GettyImages

Aunque las campañas de vacunación avanzan a buen ritmo y en el ambiente reina cierta relajación, la pandemia del coronavirus sigue marcando nuestro día a día. Tanto es así que los expertos han descubierto una nueva variante que podría convertirse en la dominante en todo el mundo: la B.1.6172, conocida popularmente como Delta.

Fue detectada por primera vez en la India, pero, a estas alturas, ya ha sido identificada en 74 países: los expertos han confirmado casos en China, Estados Unidos, África, Escandinavia, en la costa del Pacífico…

Síntomas diferentes

¿Cómo es la variante Delta? Las personas que se contagian con ella presentan los síntomas comunes del COVID-19 (tos, fiebre y pérdida de olfato o gusto) de forma más leve. Y es que ahora las manifestaciones más comunes son dolor de cabeza, de garganta y secreción nasal: efectivamente, se parece bastante al cuadro de un fuerte resfriado. En consecuencia, los positivos siguen haciendo una vida relativamente normal sin ser conscientes de que son un foco de contagio.

Madrid Begins To Vaccinate Citizens Aged 40 To 49 Years Against Covid-19
Se está comprobando que las vacunas desarrolladas hasta el momento parecen ser efectivas para contener esta variante ©GettyImages

Tres causas

Y es que una de las claves de la variante Delta es su capacidad para propagarse más rápido que otras de las versiones contra las que se ha luchado hasta ahora. Por ejemplo, es un 60 por ciento más contagiosa que la B.1.1.7 (Alpha), detectada por primera vez en Inglaterra. Los expertos desvelan que hay tres razones para explicar este comportamiento:

  • Su capacidad para burlar las medidas de cuarentena y los controles.
  • La relajación de las restricciones.
  • La fatiga respecto al distanciamiento social.

El papel de las vacunas

A pesar de todo esto, la comunidad científica llama a la calma y lo hace con una poderosa razón. Se está comprobando que las vacunas que se están empleando tanto en Estados Unidos como en Europa y en otros países parecen ser efectivas para contener la nueva variante Delta. No en vano, uno de los últimos estudios publicados en Inglaterra desvela que con la primera dosis de Pfizer y AstraZeneca, los ingresos se redujeron en un 94 y 71 por ciento respectivamente. Con las dos inyecciones, esos porcentajes crecen hasta el 96 y el 92 por ciento.