1. home
  2. /Divulgación

¿Cómo nos protegen los controles de los laboratorios que trabajan con el coronavirus y otras enfermedades?

Tal y como establecen los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de EEUU hay cuatro niveles

2 Minutos de lectura
Federal Health Minister Spahn travels to South Africa

Los laboratorios del nivel tres (clínicos, de diagnóstico, de investigación y algunos universitarios) son los que trabajan con el coronavirus

© GettyImages

Aunque la Organización Mundial de la Salud (OMS) aseguró a principios de 2021 que la posibilidad de que el coronavirus tuviera su origen en un error de escape protagonizado por un laboratorio en Wuhan, Estados Unidos ha desvelado que ha abierto una investigación para explorar esa posibilidad. Algo que ha situado los focos sobre los controles de los laboratorios: así son y así nos protegen de todo lo que exploran en su interior.

Dentro de los diferentes tipos de laboratorios que existen, el COVID-19 ha puesto el acento en aquellos que entrañan un peligro biológico y que se clasifican en función de ese riesgo. Tal y como establecen los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos esa división está compuesta por cuatro niveles de bioseguridad.

Nivel 1

El trabajo tiene como epicentro agentes que presentan un peligro mínimo y, por lo tanto, el acceso no está restringido, las instalaciones no tienen un diseño específico y han de estar necesariamente aisladas del resto.

El personal trabaja bajo las directrices de un científico con entrenamiento en microbiología y desempeñan sus labores en mesas estándar y abiertas. Generalmente no deben ir protegidos con un equipo especial, desechan los materiales contaminados en recipientes de residuos abiertos y los procedimientos de descontaminación consisten en lavado con jabón antibacteriano, aplicar desinfectantes en las superficies…

Production of CoronaVac Continues But Brazil Suffers Delays in Vaccination Plan
Los laboratorios donde se llevan a cabo las investigaciones relacionadas con el COVID-19 disponen de un diseño y unas características especiales ©GettyImages

Nivel 2

Estos laboratorios trabajan con agentes de peligro moderado. El acceso está restringido cuando están llevando a cabo algún trabajo, el personal tiene entrenamiento específico en el manejo de agentes patógenos, se toman precauciones extremas con los instrumentos contaminados y algunos procesos se realizan en cabinas de seguridad biológica (CSB).

Nivel 3

En este grupo nos encontramos los laboratorios clínicos, de diagnóstico, de investigación y algunos universitarios. Son escenarios en los que se trabaja con agentes exóticos y con aquellos que pueden causar un daño serio y potencialmente mortal como resultado de su inhalación o exposición. Son los lugares donde se trabaja con el coronavirus.

El acceso está restringido y las instalaciones disponen de un diseño y unas características especiales. Las estancias, además, deben ventilarse hacia el exterior con un flujo de aire direccional controlado. El personal, que cuenta con vestimenta y equipo de protección, está formado específicamente para manipular patógenos y agentes potencialmente letales y trabaja en cabinas de seguridad biológica.

Gleitsmann Security Inks
El personal está formado específicamente para manipular patógenos y agentes potencialmente letales ©GettyImages

Nivel 4

Son laboratorios regulados de forma muy estricta donde se reúnen los máximos estándares de la bioseguridad: tanto es así que sólo hay cincuenta laboratorios en este nivel. En ellos se trabaja con agentes biológicos que representan un elevado riesgo de contagio y son muy perjudiciales para la vida.

Las instalaciones están en zonas aisladas y disponen de una presión de aire negativa para evitar que escapen los agentes nocivos. El personal de estos laboratorios ha adquirido conocimientos concretos para tratar con agentes infecciosos y trabajar en ambientes estériles y controlados. Labores en las que emplean trajes especiales.