1. home
  2. /Divulgación

Nüwa, así será la primera ciudad sostenible de Marte

Un equipo español está detrás de este futurista proyecto que puede llegar a albergar más de 250.000 habitantes

2 Minutos de lectura
TU OTRO DIARIO
Nüwa, así será la primera ciudad sostenible en Marte

Nüwa

© ABIBOO Studio

Tras la llegada de la NASA a Marte y hace unos días de China, cada vez más surgen proyectos sobre la vida en el planeta rojo. El multimillonario Elon Musk ya tiene un plan para que el ser humano viva allí y de hecho tiene en marcha un programa espacial para llevar al primer hombre allí. Un equipo español formado por miembros de la red internacional SONet y coordinados por el estudio de arquitectura ABIBOO Studio ha desarrollado un proyecto sobre cómo será la primera ciudad sostenible de Marte.

La urbe recibe el nombre de Nüwa y estará ubicada en un precipicio en la montaña Tempe Mensa. “Se trata de un terreno abruptamente escarpado que ofrece la oportunidad de crear una ciudad vertical insertada dentro de la roca, protegida de la radiación, y meteoritos pero también expuesta a la luz solar de manera indirecta”, recogen desde la página web del proyecto.

Nüwa podrá acoger a más de 250.000 habitantes y se apostará por la sostenibilidad el desarrollo autosostenible. Y por ello se autoabastecerá de los recursos a nivel local. Su estructura será vertical metida dentro del acantilado y en ella estarán las salas y pisos interconectado con túneles y que acogerán diferentes espacios. “La mayor parte de las actividades dentro del acantilado se resuelven mediante lo que se ha denominado “macro edificios”. Se trata de excavaciones que albergan construcciones de tipo modular para uso residencial y laboral, unidas entre sí por una red tridimensional de túneles”, explican.

La electricidad vendrá de los paneles solares instalados en el exterior, además también habrán unas zonas verdes que producirán alimentos y ayudarán a proveer de oxígenos a los habitantes.

Nüwa, así será la primera ciudad sostenible en Marte
©ABIBOO Studio

Al pie del acantilado, se situarán unos pabellones destinado a la interacción social, en los que estarán protegidos de la radiación exterior y que pueden “albergar hospitales, escuelas y universidades, actividades deportivas, culturales, zonas comerciales y tren que comunica con el transbordador espacial”.

Habrán también granjas de animales, en las que habrán tanto cerdos, pollos o peces, representando una pequeña parte de la dieta humana. Además, este proyecto tiene todo tipo de detalles, ya que se instalará también una lanzadera desde la Tierra hasta Marte. El precio para los colonos aproximado de $300.000, e incluiría: un viaje de ida, una unidad residencial, acceso completo a instalaciones comunes, todos los servicios de soporte vital y comida y un contrato de trabajo vinculante para dedicar entre el 60% y el 80% de su tiempo de trabajo a las tareas asignadas por la ciudad.

tags: