1. home
  2. /Divulgación

¿Por qué el Día del Libro se celebra el 23 de abril?

Por segundo año consecutivo los actos serán virtuales debido al coronavirus que, además, ha disparado la venta de los ejemplares de autoayuda

2 Minutos de lectura
Se celebra el 23 de abril

La primera fecha elegida para la festividad de las letras fue el 7 de octubre, pero sólo duró cuatro años

© GettyImages

El Día del Libro no siempre se ha celebrado el 23 de abril. No en vano, esta fecha se fijó hace relativamente poco tiempo: en 1995. Aunque este no es el único cambio que ha vivido ha festividad de las letras puesto que el coronavirus ha obligado a modificar los actos tradicionales e, incluso, ha cambiado los hábitos lectores de los españoles. Todo esto y mucho más lo vamos a repasar en la historia de esta efeméride.

El primer Día del Libro fue el 7 de octubre, una fecha escogida porque se creía que correspondía con el nacimiento de Miguel de Cervantes. La propuesta de ese día corrió a cargo del escritor valenciano Vicente Clavel que, en 1923, lo planteó a la Cámara Oficial del Libro de Barcelona y dos años después hizo lo propio en Madrid.

No fue hasta 1926 cuando el Rey Alfonso XIII aprobó y firmó el Real Decreto que declaraba el 7 de octubre como el Día del Libro para conmemorar el nacimiento de Cervantes. Sin embargo, cuatro años después se acordó trasladar la fiesta al 23 de abril de manera definitiva por dos razones: al ser una celebración que se hacía en la calle era preferible llevarla a cabo en primavera y, además, no se sabía a ciencia cierta si el autor del Quijote había nacido tal día.

Se celebra el 23 de abril
La elección del 23 de abril se debe a que Miguel de Cervantes fue enterrado ese día, el mismo en el que falleció Shakespeare y Garcilaso de la Vega ©GettyImages

Cervantes, Shakespeare y Garcilaso de la Vega

¿Por qué el 23 de abril? Porque Miguel de Cervantes murió el 22 de abril y fue enterrado el día 23, el mismo día que fallecieron otros dos grandes de la literatura universal: William Shakespeare y Garcilaso de la Vega. Tuvieron que pasar 65 años para que el Día del Libro se convirtiera en algo universal. En 1995, el Gobierno de España presentó la propuesta de la Unión Internacional de Editores a la UNESCO.

El visto bueno llegó ese mismo año y tiempo después la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura añadió una iniciativa más a este día: el nombramiento de una ciudad como Capital Mundial del Libro y la primera fue Madrid, que recibió tal honor en 2001.

Se celebra el 23 de abril
El coronavirus no sólo ha modificado los actos tradicionales, también los hábitos de lectura de los españoles que buscan, cada vez más, libros de autoayuda ©GettyImages

El coronavirus cambia las cosas

El paso del tiempo no ha mermado las tradicionales asentadas desde el primer momento como el lanzamiento de novedades antes de 23 de abril o la firma de ejemplares por parte de los autores. Una estampa típica hasta que irrumpió el coronavirus, una enfermedad que, incluso, ha cambiado los hábitos de lectura: los libros de autoayuda se han disparado durante la pandemia porque muchos los han visto como una forma de aliviar su malestar.

En 2020, por primera vez, las ciudades no se llenaros de casetas cuajadas de ejemplares para su lectura y la tradicional lectura de El Quijote en el Círculo de Bellas Artes fue grabada. Este año, la lectura continuada del Quijote se hará de forma virtual y en ella participarán personas relevantes en el mundo de la cultura y la política.

La que sí se llevó a cabo en vivo fue la de la Biblioteca ‘Resistiré’, la iniciativa que Ana Ruiz y Alba Justicia (dos enfermeras del SUMMA 112) promovieron en el Hospital Isabel Zendal y que fue galardonada con el Premio Antonio de Sancha concedido por la Asociación de Editores de Madrid (AEM).

tags: