1. home
  2. /Divulgación

Amor espacial: Bob Behnken y Megan McArthur, el matrimonio que viaja a bordo del cohete ‘Crew Dragon’ de Elon Musk

La pareja, que tiene un hijo de 7 años, se conoció en el año 2000 cuando ambos formaban parte de la clase de candidatos a astronautas de la NASA

3 Minutos de lectura
espacio

Megan McArthur y Bob Behnken contajeron matrimonio en 2008 tras enamorarse durante sus cursos de astronauta en la NASA

© astro.megan/astro.behnken

El año pasado fue Bob Behnken quien hizo historia al convertirse en uno de los dos astronautas que probaron por primera vez la nave espacial comercial SpaceX ‘Crew Dragon’ de Elon Musk y ahora es el momento de que su mujer, Megan McArthur, haga lo propio y se convierta en la primera mujer piloto del cohete ‘Crew Dragon’. Viajará junto a otros tres astronautas, y a diferencia de su marido que pasó dos meses en la Estación Espacial Internacional (ISS), Megan pasará cerca de seis llevando a cabo una misión científica. “ Voy a volar en la misma nave y en el mismo asiento que mi marido, así que ya le he dicho que me deje las llaves” bromeaba la astronauta.

Padres de Theo, un niño de 7 años, para el matrimonio, lo más difícil es la distancia, tanto con su pequeño, como entre ellos mismos. “El trabajo más difícil es para el que se queda en casa y no está en la misión. Es más fácil cuando tomas los riesgos por ti mismo que cuando la persona a la que amas lo hace y tu no puedes ayudarle de ninguna manera” afirma Megan. Sin embargo y a pesar de los kilómetros que les separaban, no hay ni un solo día en el que no hablen con su hijo cuando están en el espacio.

Así mientras Behnken estaba en el espacio, McArthur y Theo a menudo podían encender la televisión de la NASA y verlo flotando en la ISS, así como conectarse con él sincronizando siempre las franjas horarias, intentando no alterar los horarios del pequeño. Ahora le tocará a Behnken conectar con su mujer desde casa y encargarse de las labores domésticas durante la misión de su mujer. “La ausencia de Megan durante seis meses será una experiencia única para mí. No hemos estado separados durante tanto tiempo”, dijo Behnken a People.

Pero a pesar de los hándicaps a los que tienen que hacer frente, a ambos les compensa ser astronautas, y una de ellas, y la que ambos comparten, es la del privilegio de observar la tierra como muy pocos pueden hacerlo. “Creo que todos los astronautas aprecian la oportunidad de pasar un ciclo completo de día y noche mirando por la ventana y viendo a la Tierra atravesar el amanecer y el atardecer, y observar las tormentas eléctricas”, ha señalado Behnken.

El espacio para vivir y trabajar dentro de la Estación Espacial Internacional es aproximadamente del tamaño de una casa de seis dormitorios, con dos baños, un gimnasio y un gran ventanal que ofrece una vista de 360 grados de la Tierra. Cada astronauta duerme en un saco de dormir dentro de un casillero grande, en el que pueden flotar o estar parados si así lo desean.

La pareja se conoció en 2000 cuando ambos formaban parte de la clase de candidatos a astronautas de la NASA ese año. Se casaron en 2008 y McArthur realizó su primer vuelo a bordo del transbordador espacial al año siguiente para dar servicio al telescopio Hubble. Ha pasado el último año preparándose para esta misión en Houston, Los Ángeles (aprendiendo a pilotar el Crew Dragon), Japón, Alemania y Rusia, pues todos los astronautas necesitan saber cómo vivir y trabajar de manera segura dentro de las partes de otros países del mundo).

SpaceX And NASA Postpone Tomorrow's Dragon Capsule Launch To Sunday Due To Weather
Bob Behnken realizó una misión de dos meses a bordo del ‘Crew Dragon’ mientras que la de y Megan McArthur será de seis meses ©GettyImages

Behnken, quien ha registrado más de 2,000 horas en el espacio y completado 10 caminatas espaciales durante sus tres misiones, también está listo para su misión en la tierra, ya que ha estado asumiendo muchas de las tareas domésticas, entre ellas aprender a cocinar para que así McArthur pudiera intensificar sus entrenamientos.

“Me encantaría ir a la luna o a Marte”, dijo McArthur a Insider. Aunque añade : “Creo que probablemente esta será mi última misión. Sabes, nuestra familia ya ha pasado por un programa de desarrollo. Y creo que lo correcto para nuestra familia es que yo complete esta misión y siga adelante”. Sin embargo, todo apunta a que otro miembro de la familia tomará el relevo. “Mi hijo ha dicho que va a ir a la luna”, afirmaba Megan. ”Le pregunté, ¿te importaría llevar a mamá contigo? Y él dijo que sí”.