1. home
  2. /Divulgación

Adhara, la niña de 11 años con un coeficiente superior al de Einstein (a la que los maestros no creían capacitada)

Está cursando dos ingenierías y es considerada por ‘Forbes’ una de las 100 mujeres más poderosas de su país

2 Minutos de lectura
Niña de altas capacidades

Adhara Pérez cursa dos ingenierías pese a tener tan solo 11 años y sueña con estudiar astrofísica y ser astronauta

© Captura de pantalla de CNN

Adhara Pérez es una niña mexicana con un coeficiente intelectual de 162 (dos puntos por encima d Einstein). Solo tiene 11 años, pero estudia desde que tenía 9 dos carreras universitarias, en concreto, dos ingenierías: de Sistemas, en la Universidad CNCI, e Industrial, en la UNITEC, ambas en México. Cuando se matriculó en ambos centros, Forbes la incluyó en su prestigiosa lista de las 100 mujeres más poderosas del país, pero su vida no ha sido precisamente un camino de rosas. Además de altas capacidades, tiene también el síndrome de Asperger, lo que la llevó a sufrir la incomprensión de sus profesores y a padecer bullying en el colegio. La primera vez que la agredieron tan solo tenía cuatro años.

Niña de altas capacidades
Adhara tiene una capacidad intelectual extraordinaria, pero sigue siendo una niña a la que aún le gusta jugar con sus muñecas ©Captura de pantalla de CNN

“Usted dé gracias si la niña tiene un oficio”, le llegó a decir una de las maestras a Nallely, la madre de Adhara. “Ese año la metí en terapia”, explica la mujer en una entrevista en Infobae. Ella estaba plenamente convencida de la inteligencia de su hija: “desde chiquita sabía álgebra” y la tabla periódica, explica. “Yo creo que se sentía aburrida” y que por eso mostraba desinterés en clase.

El problema es que ella no solo se daba cuenta del rechazo de otros niños, sino también de los profesores. Y sufría mucho. Por suerte, sus padres siempre la apoyaron incondicionalmente y buscaron todas las alternativas posibles para abrir las puertas que necesitaba su hija. “Si no te gusta dónde estás, imagínate dónde quieres estar”, le decía su padre a menudo. Adhara lo tenía claro: quería llegar a Marte y, para eso, ser astronauta. Y desde entonces lucha por conseguir ese sueño.

Niña de altas capacidades
Ha recibido la propuesta de estudiar astrofísica en la Universidad de Arizona y en la de Rice, ambas en Estados Unidos ©Captura de pantalla de CNN

En casa sabían desde los 3 años que tenía Asperger, pero fue mucho más tarde cuando averiguaron que era superdotada. Tras el último incidente con un profesor, la llevaron a terapia y la psiquiatra les abrió los ojos; no era una estudiante incapaz, más bien todo lo contrario. Fue ella quien sugirió a sus padres que la matricularan en la escuela CEDAT (Centro de Atención al Talento), especializada en niños con altas capacidades. La diferencia en este centro respecto a la enseñanza tradicional es que las clases no se imparten en función de la edad, sino de la capacidad de sus alumnos, de modo que todos siguen su propio ritmo y no se sienten aislados.

Al poder, avanzar más rápido desde entonces, terminó el Bachillerato a los 8 años y al curso siguiente, con 9, se matriculó en las dos ingenierías que actualmente está cursando. Ahora su próximo objetivo es continuar formándose en Estados Unidos para llegar a ser astronauta; por el momento la Universidad de Arizona y la de Rice ya la han invitado a estudiar astrofísica en sus respectivos campus. Su sueño está más cerca. ¿Será de los primeros humanos en pisar el planeta rojo? Recuerden su nombre. Quizás en unos años todo el mundo hable de ella.

tags: