1. home
  2. /Divulgación

La capa de nieve de los Alpes lleva disminuyendo desde 1971

Un estudio apunta a que ‘está claro que la nieve se derrite antes y más rápido debido a las temperaturas más altas’

2 Minutos de lectura
Por EUROPA PRESS’
La capa de nieve de los Alpes lleva disminuyendo desde 1971

El glaciar Aletsch en los Alpes

© EuropaPress

Un estudio reciente coordinado por Eurac Research ha recopilado y evaluado sistemáticamente datos de nieve de más de 2.000 estaciones de medición de la región alpina en Italia, Austria, Eslovenia, Alemania, Suiza y Francia, arrojando que la capa de nieve de los Alpes lleva disminuyendo desde 1971. Los resultados, publicados en ‘The Cryosphere’, han hecho posible describir de manera fiable las tendencias de la nieve hasta a 2.000 metros sobre el nivel del mar, gracias a un conjunto de datos que abarca cinco décadas y que fue creado a través de la colaboración de más de 30 científicos de cada uno de los estados alpinos.

“Este estudio analiza cuantitativamente la capa de nieve en los Alpes, por primera vez y para toda la cordillera. Muestra la distribución de la nieve, que, como hemos visto, refleja con precisión las principales zonas climáticas de los Alpes, y lo que ha cambiado durante los últimos 50 años”, explica Michael Matiu, investigador del Instituto de Investigación de Eurac para la Observación de la Tierra, que junto a su colega Alice Crespi, elaboraron el estudio.

Los datos muestran que la nieve se distribuye de manera desigual y no disminuye en todas partes en la misma medida. En los Alpes del Sur, que ya tienen menos nieve que sus contrapartes del norte, la profundidad de la nieve por debajo de los 2.000 metros disminuyó más que en los Alpes del Norte.

Winter onset expected in the mountains
Imagen de los Alpes ©GettyImages

Las tendencias regionales a veces difieren considerablemente, pero la variabilidad decenal es similar en toda la región alpina: las décadas de 1970 y 1980 fueron generalmente nevadas, seguidas de un periodo de inviernos escasos de nieve a fines de la década de 1980 y principios de la de 1990. Desde entonces, aunque la profundidad de la nieve ha vuelto a aumentar hasta cierto punto, no ha alcanzado el nivel de la década de 1970.

Y en todas partes hay menos nieve en primavera, como señala Crespi: “Mientras que en invierno hay una amplia gama de variaciones en las tendencias según la ubicación y la altitud, incluso con aumentos aislados de nieve en altitudes más altas, en primavera casi todas los estaciones registraron descensos”.

Por debajo de los 2.000 metros, la nieve disminuyó entre 22 y 34 días durante los últimos 50 años y la nieve en el suelo tiende a aparecer más tarde en invierno y desaparece antes a medida que se acerca la primavera. Según advierte Matiu, este es un resultado directo del cambio climático: “En este estudio no analizamos explícitamente la atribución formal, pero está claro que la nieve se derrite antes y más rápido debido a las temperaturas más altas y que la precipitación ocurre como lluvia en lugar de nieve”.

tags: