1. home
  2. /Divulgación

¿Hasta cuándo puede durar la pérdida del olfato y el gusto después de padecer COVID-19?

Un estudio determina la duración de estos síntomas tras haber superado el virus

3 Minutos de lectura
Hasta el 10% por ciento de los infectados sufre COVID persistente doce semanas después, según la OMS

Hasta el 10% por ciento de los infectados sufre COVID persistente doce semanas después, según la OMS

© EuropaPress

Con el paso de los meses, las personas que han pasado el COVID-19 o todavía lo están batallando, van padeciendo varios síntomas o efectos secundarios de la pandemia. Entre los más comunes que se están encontrando los médicos son la fatiga pandémica, el COVID persistente, que según la OMS incluye una serie de síntomas físicos preocupantes, así como la pérdida del sentido del olfato y el gusto. Lo que muchos se preguntan es: ¿hasta cuánto duran estos síntomas después de haber pasado la enfermedad? ¿desaparecen días después de contraer el virus?

Un nuevo estudio preliminar presentado en la 73 reunión anual de la Academia Estadounidense de Neurología ha querido averiguarlo y esclarecer también qué tan grave es en las personas con el virus. Y su conclusión ha sido que en el caso de las personas con coronavirus pueden perder el sentido del olfato y el gusto hasta cinco meses después de la infección

Cvirus.- La pérdida del olfato es el mejor signo para detectar el COVID-19, según un estudio
La pérdida del olfato es uno de los síntomas más comunes©EuropaPress

El estudio involucró a 813 trabajadores de la salud que dieron positivo por COVID-19. Cada persona completó un cuestionario en línea y una prueba casera para evaluar su sentido del gusto y el olfato en promedio cinco meses después del diagnóstico. Calificaron sus sentidos del gusto y el olfato en una escala de 0 a 10. Los investigadores encontraron que la persona promedio no recuperaba el sentido del olfato por completo. Un total de 580 personas perdieron el sentido del olfato durante la enfermedad inicial. De este grupo, 297 participantes (51%) dijeron que aún no habían recuperado el sentido del olfato cinco meses después, mientras que 134 participantes (17%) tuvieron una pérdida persistente del olfato cuando se evaluaron con la prueba casera. En promedio, las personas clasificaron su sentido del olfato en un siete de cada 10 después de la enfermedad, en comparación con un nueve de cada 10 antes de enfermarse.

Un total de 527 participantes perdieron el sentido del gusto durante la enfermedad inicial. De este grupo, 200 personas (38%) dijeron que todavía no habían recuperado el sentido del gusto cinco meses después, mientras que 73 personas (9%) tenían persistencia pérdida del gusto cuando se evalúa con la prueba casera. De media, las personas clasificaron su sentido del gusto en un ocho de cada 10 después de la enfermedad, en comparación con un nueve de cada 10 antes de enfermarse.

“Nuestros resultados muestran que una alteración del sentido del olfato y el gusto puede persistir en varias personas con COVID-19”, explica el autor del estudio Johannes Frasnelli, de la Universidad de Quebec en Trois-Rivieres, en Canadá. “Esto enfatiza la importancia de hacer un seguimiento de las personas que han sido infectadas y la necesidad de realizar más investigaciones para descubrir el alcance de los problemas neurológicos asociados con COVID-19”, añade.

Yale New Haven Hospital Post-COVID Recovery Program
Alrededor de 1 de cada 10 personas sigue padeciendo COVID persistente©GettyImages

El COVID persistente

Por otro lado, la OMS publicó esta misma semana alrededor de 1 de cada 10 personas sigue padeciendo enfermedad hasta doce semanas después de haber sufrido la COVID-19, lo que se denomina ‘COVID persistente’. Este informe resume lo que se sabe sobre estas afecciones, quiénes y cuántas personas las padecen, el diagnóstico y el tratamiento, y cómo los países están abordando la cuestión.

La COVID persistente aún no se conoce del todo, pero un número considerable de personas informan de que los síntomas continúan a las 12 semanas. Las manifestaciones conocidas incluyen una serie de síntomas físicos preocupantes, como la fatiga severa y el aumento del riesgo de daños en el corazón, los pulmones y el cerebro. Los datos disponibles indican que alrededor de una cuarta parte de las personas con COVID-19 sufren síntomas 4-5 semanas después de dar positivo, y alrededor de 1 de cada 10 experimentan síntomas después de 12 semanas, según la OMS.