1. home
  2. /Divulgación

El misterio de las Líneas de Nazca, ¿resuelto?

Premian un proyecto científico español por dar la respuesta al enigma

2 Minutos de lectura
Perú

El misterio ha rodeado a las Líneas de Nazca desde su descubrimiento, en el siglo XVI

© GettyImages

Autopistas de aterrizaje para naves extraterrestres, un colosal calendario astronómico, lugares sagrados de culto a los dioses… El misterio ha rodeado a las Líneas de Nazca desde su descubrimiento (en 1547 en el desierto de Nazca, en Perú), con teorías sobre su origen y su función son de lo más variopintas. Y no es para menos, dadas las gigantescas dimensiones de estas 10.000 líneas geométricas de más de 9 kilómetros de longitud. Ahora, un equipo español liderado por el ingeniero Carlos E. Hermida asegura haber resuelto el enigma.

Su proyecto está tan bien documentado que ha sido galardonado como el mejor trabajo de investigación en el VII Congreso Internacional Científico Profesional de Turismo Cultural de Córdoba, celebrado este mes de febrero. “Hemos resuelto uno de los mayores misterios del pasado, pero también hemos descubierto un tesoro para nuestro futuro”, decía Hermida en el Congreso.

El motivo por el que se elaboraron estas enormes formas geométricas es mucho más mundano de lo que apuntaban las teorías más fantasiosas, pero no por ello menos sorprendente: son “cosechas de agua”. “Las Líneas de Nazca son un gigantesco sistema de ingeniería hidráulica, un complejo sistema de líneas de riego artificial”, detalla el director del proyecto (bautizado como Salvar Nazca). Lo más fascinante de todo es que “convirtieron el desierto en una zona verde, visible desde el cielo” y que este sistema “tiene su aplicación en el mundo actual”, permitiendo paliar los efectos del cambio climático y salvando “millones de vidas en todo el mundo”. “Gracias a nuestros ancestros podremos expandir la vida por los desiertos de todo el mundo: alimentos, bosques naturales, especies en peligro de extinción... La ingeniería del siglo XXI ha comenzado”.

Nazca
La civilización preinca de Nazca convirtió el desierto en una zona verde, según el proyecto liderado por Carlos E. Hermida©Salvar Nazca

El proyecto ‘Salvar Nazca’

El estudio se inició en 2012 -con la unión de sinergias entre diferentes profesionales e investigadores- y se efectuó dentro del área en la que se encuentran las Pampas de Jumana en el desierto de Nazca. Ha sido necesario recopilar 3750 imágenes por satélite y se ha creado un mosaico de 75 filas y 50 columnas. La zona abarca un estudio de 2500 kilómetros cuadrados. Cada geoglifo, línea y estructura de la zona ha sido estudiada respetando y cotejando la cartografía oficial del Departamento peruano de Ica.

La investigación está basada inicialmente en la hipótesis del ingeniero peruano Luis Cabrejo, sin embargo Carlos E. Hermida y el equipo del proyecto Salvar Nazca redefine, completa y enmienda dicha hipótesis, usando ingeniería inversa, llegando a la conclusión de que las Líneas de Nazca convertían el enorme desierto de Nazca en un gigantesco campo de cultivo, regado en su totalidad en diferentes estaciones del año -según la época de sequía y de lluvias- gracias al avanzado sistema de ingeniería creado por nuestros ancestros.

Director de Salvar Nazca
El ingeniero Carlos E. Hermida, director del proyecto, está convencido de que, con el sistema de las Líneas de Nazca, ‘podremos expandir la vida por los desiertos de todo el mundo’©Salvar Nazca

Según Hermida, las líneas son un complejo sistema que regula el agua y por consiguiente la humedad del terreno por el que circula, y es por eso que su función va mucho más allá de un simple sistema de riego. Estaríamos hablando de un conjunto de sistemas que trabajan cumpliendo varios objetivos: transportan el agua a largas distancias, recogen el agua de lluvia y de escorrentía, distribuyen el agua a lo largo y ancho de todo un desierto, recuperan el agua sobrante y esta se acumula en depósitos para épocas de sequía.

tags: