1. home
  2. /Divulgación

¿Por qué no debes cruzar las gomas de tu mascarilla?

Al realizar este gesto se abre un hueco por donde se escapa el aire sin filtrar

1 Minuto de lectura
Coronavirus

Llevar las gomas cruzadas en las orejas reduce la efectividad de la mascarilla

© GettyImages

Un año después de que se desatara la pandemia del coronavirus aún siguen surgiendo numerosas dudas en cuanto al modo de usar las mascarillas. Hay quienes aún utilizan mascarillas no homologadas, otros que las llevan dejando la nariz al descubierto y una gran mayoría que lleva la goma de la mascarilla en forma de ‘X’. Esta información va dirigida a estos últimos ya que este gesto, que en un principio puede resultar inofensivo, puede convertirse en algo muy peligroso ya que podría provocar que nos contagiáramos.

Ajustarse de manera correcta la mascarilla es algo fundamental para ganar nuestra lucha contra el virus. Si esta no se ciñe bien, da igual del tipo que sea, FPP2, FPP3, quirúrgica o higiénica pues dejaremos una puerta abierta al virus. Esto es lo que ocurre al cruzar las gomas, pues inmediatamente se abre un hueco en los laterales por donde se escapa el aire sin filtrar.

Sobre este tema se ha hecho eco en las redes el periodista del Faro de Vigo, Rafa López, quien ha señalado que, según los expertos, cruzar la gomas de las mascarillas provoca que se abra “un hueco del 2% de la superficie dejando escapar el 50% del aire sin filtrar”. Una puntualización de vital importancia, que ha corroborado a su vez José-Luis Jiménez, científico de la Universidad de Colorado y uno de los mayores expertos a nivel mundial en aerosoles: “Con las gomas de esta manera, aumentamos muchísimo la cantidad de aire que entra y sale sin ser filtrado”.

El Área Sanitaria Norte de Córdoba también ha decidido alertar sobre esta mala práctica haciendo públicos los riesgos que conlleva un mal ajuste de este artículo que desde hace un año se ha hecho imprescindible en nuestras vidas. “Debemos usar la mascarilla sin dejar huecos entre ella y la cara, es importante buscar la talla adecuada, especialmente en niños, y si quiere mejorar el ajuste no cruce el elástico, pues puede dejar huecos”.

Es por este motivo, que los expertos recomiendan que en caso de que la mascarilla no sea de nuestra talla o no se ajuste de forma adecuada a la forma de nuestra cara es preferible realizar pequeños nudos en las gomas, pues así lograremos que ésta no se desplace y se pegue sin peligro alguno a nuestra nariz y boca.