1. home
  2. /Divulgación

Islandia quiere convertirse en un laboratorio para estudiar la inmunidad de rebaño frente al coronavirus

Las naciones insulares tienen las características adecuadas para llevar a cabo este tipo de experimentos

2 Minutos de lectura
Ha sido un ejemplo de gestión de la pandemia del coronavirus

Islandia ha pedido a Pfizer dosis suficientes para inocular al 82 por ciento de su población y observa cómo se adquiere la inmunidad de rebaño

© GettyImages

¿Se puede convertir un país en un laboratorio para estudiar la inmunidad adquirida frente al coronavirus? Según los expertos, las pequeñas ínsulas son un buen lugar para ello debido a las características que reúnen y en Islandia son conscientes de ello: por esta razón se han ofrecido voluntarios para llevar a cabo una investigación que revele cómo funciona la protección ofrecida por las vacunas.

Desde que la pandemia comenzó, Islandia (364.000 habitantes) ha registrado 5.832 positivos y 28 muertos por COVID-19. Hoy en día es el país con la incidencia más baja de Europa y el 90 por ciento de su población está dispuesta a ser inoculada. La idea del citado país es llegar a un acuerdo con Pfizer para que les proporcionen 600.000 dosis para vacunar al 82 por ciento de sus ciudadanos. Con este punto de partida arrancaría el estudio sobre la inmunidad de grupo.

Ha sido un ejemplo de gestión de la pandemia del coronavirus
Islandia adoptó un enfoque vigilante ante la pandemia y sólo ha registrado 28 fallecidos©GettyImages

La idea es convertir a esta isla, que está relativamente aislada en el Atlántico Norte, en un laboratorio de la Fase 4: el nivel en el que, según explican en La Vanguardia, se observan los posibles efectos secundarios y la eficacia de las dosis mediante la inoculación de una gran proporción de la población en un periodo corto de tiempo. De esta forma se puede comprobar con qué rapidez se alcanza la deseada inmunidad de rebaño.

El papel de DeCode Genetics

De esta manera, Islandia ayudaría a conocer de primera mano qué ingredientes son necesarios para conseguir esa protección. Y no sólo eso: el estudio proporcionaría información acerca de la eficacia frente a otras variantes del coronavirus, qué potenciales efectos secundarios se pueden esperar cuando se vacuna a tantas personas a la vez o cuáles serían los efectos de ir eliminando las restricciones cuando se logre la inmunidad de grupo.

Para dar forma a este proyecto se necesita una buena infraestructura que permita llevar a cabo ese seguimiento, registro y secuenciación de la enfermedad. Ese sería el papel de DeCode Genetics, líder mundial en el análisis y la comprensión del genoma humano. No son nuevos en este tipo de experimentos. Hace unos meses publicaron un estudio en The New England Journal of Medicine en el que mostraban que los anticuerpos antivirales no se reducen cuatro meses después del diagnóstico.

Ha sido un ejemplo de gestión de la pandemia del coronavirus
DeCode Genetics ya ha dado forma a otro estudio sobre la durabilidad de la respuesta inmune©GettyImages

El ejemplo de Islandia

Fue el resultado de un estudio en el que buscaban conocer la naturaleza y durabilidad de la respuesta inmune humoral a la infección provocada por el virus que causa el Covid-19. Para ello, pusieron en marcha seis ensayos con los que midieron los anticuerpos en el suero de 30.576 personas (el 8,4 por ciento de la nación) para llegar a la conclusión antes mencionada.

Lo cierto es que la gestión de Islandia ha sido alabada por la comunidad científica por el enfoque vigilante que adoptaron frente a la pandemia: atacaron a la enfermedad antes, incluso, de que se mostrase en la comunidad. Lo hicieron mediante pruebas masivas y gratuitas para todos sus ciudadanos independientemente de si tenían síntomas o no. A esto añadieron medidas innovadoras para localizar y aislar nuevos contagios. El resultado está a la vista.