1. home
  2. /Divulgación

De niño prodigio del ajedrez a revolucionar el mundo de la medicina: Demis Hassabis, el neurocientífico visionario

Ha resuelto, gracias a la inteligencia artificial, un enigma biológico que abre la puerta a erradicar la mayoría de las enfermedades

2 Minutos de lectura
Fundador de DeepMind

Demis Hassabis fue un niño prodigio del ajedrez, práctica en cuyas bases se ha apoyado para ser el investigador que es hoy

© GettyImages

El británico Demis Hassabis empezó a llamar la atención de las universidades más prestigiosas del mundo cuando tenía tan solo 12 años. Considerado un niño prodigio del ajedrez, fue aceptado en Cambridge a los 15. Allí se graduaría en Ciencias de la Computación y obtendría después un doctorado en neurociencia en la University College London. Ahora, con 44 años, ha resuelto un enigma biológico que se lleva más de 50 años investigando y que abre la puerta a erradicar enfermedades tan devastadoras como el cáncer o el Covid.

Lo ha logrado gracias a la inteligencia artificial (IA), con la que ha averiguado cómo se lleva a cabo el plegamiento de proteínas, es decir, cómo crea su estructura en 3D a partir de una secuencia de aminoácidos. Aunque es una cuestión compleja para los ajenos a la materia, se trata de un hallazgo clave para un desarrollo más rápido de tratamientos y para elaborar nuevos medicamentos. La gran noticia aquí es que casi todas las enfermedades que aquejan a la humanidad, incluidas el cáncer y el Covid, tienen mucho que ver con cómo es la estructura 3D de una proteína.

El descubrimiento lo ha hecho a través de AlphaFold, el sistema de inteligencia artificial de DeepMind, la empresa que dirige y que él mismo fundó y que es propiedad de Google desde 2014. La historia tanto del software como de la empresa están muy ligadas a su infancia y a su pasión por el ajedrez, con el que demostró su extraordinaria capacidad intelectual al mundo siendo tan solo un niño.

El ajedrez “me hizo razonar acerca del proceso de pensamiento: ¿qué es la inteligencia? ¿Cómo se le ocurren estas ideas a mi cerebro?”, explica en unas declaraciones recogidas por el periódico británico Daily Mail. Después de esa inspiración, Hassabis dejó el ajedrez.

Demis Hassabis
Hassabis siempre vio en la IA la herramienta para salvar al mundo ©GettyImages

Aunque a los 15 años ya fue admitido en Cambridge, debía esperar a tener la edad necesaria para inscribirse. En medio, no perdió el tiempo. A pesar de ser menor de edad, lo contrataron como desarrollador en la exitosa firma de videojuegos Bullfrog. Allí participó en la elaboración de Theme Park, un juego para el ordenador que vendió 15 millones de copias en los 90.

Años más tarde, ya con el doctorado en neurociencia, fundó su propia empresa, DeepMind, centrada en elaborar softwares de inteligencia artificial (IA). Si bien parecía estar enfocada en videojuegos, él siempre tuvo claro que iría más allá, ya que veía a la IA como a la salvadora de la humanidad. Por eso, en cuanto Google adquirió la compañía y pasó a tener un presupuesto ilimitado para investigar, se centró en el plegamiento de proteínas, un gran desafío que científicos de todo el mundo llevaban décadas estudiando y que él ha logrado resolver en tan solo siete años.

tags: