1. home
  2. /Divulgación

‘Covid’, ‘desconfinamiento’ y ‘desescalada’, la RAE actualiza su diccionario en tiempos de pandemia

‘Finde’, ‘trol’ o ‘ébola’ son otras de las más de 2000 nuevas palabras que se han añadido a la versión digital

2 Minutos de lectura
Por TU OTRO DIARIO/ EUROPA PRESS
Diccionarios de lengua española en la estantería de una biblioteca de Madrid

Algunas de las nuevas palabras incorporadas al diccionario se encuentran entre los términos más consultados del año

© GettyImages

Si nos cambia la vida, nos cambia el diccionario y al final el lenguaje se va adaptando a la realidad en la que vivimos, es por ello, que en los últimos meses y empujados irremediablemente por la propagación de la pandemia han sido muchas las palabras que hemos incorporado a nuestro vocabulario habitual y eso es algo que la Real Academia de la Lengua Española ha tenido muy en cuenta para la nueva actualización de su diccionario. Palabras como “ Covid ”, “coronavirus”, “desconfinamiento” o “cuarentenar” son algunas de las nuevas añadidas a la versión digital , que también incluye nuevas adiciones en definiciones como las de “confinamiento”.

La presentación ha tenido lugar en la sede de la RAE, junto a la obra “Crónica de la lengua española”. En total, son 2.557 novedades entre adiciones (1.247) y enmiendas de definiciones. En el caso de “COVID”, con mayúsculas, se define como síndrome respiratorio agudo producido por un coronavirus. Además, se aclara que el acrónimo proviene del inglés (“coronavirus disease”, “enfermedad del coronavirus”). Mientras, que “coronavirus”, con minúscula, es “un virus que produce diversas enfermedades respiratorias en los seres humanos, desde el catarro a la neumonía o la COVID”. Y “cuarentenar” habla o bien de ”poner a alguien en cuarentena” o ”pasar un período de cuarentena”.

Una profesora de la Facultad de Economía, imparte una clase virtual en un aula vacía de la Universidad de Granada
En total, son 2.557 las palabras añadidas en esta nueva edición de la RAE©GettyImages

Esta nueva edición del diccionario (la 23.4) también ha incluido otros artículos relacionados con la enfermedad como la palabra “ébola” o con la pandemia, como “desconfinamiento”, “levantamiento de las medidas impuestas en un confinamiento” o “desescalada”. Asimismo, en la definición de “confinamiento” se ha incluido una adición de acepción para hablar de “un aislamiento temporal y generalmente impuesto a una población, persona o grupo por razones de salud y seguridad”.

En cualquier caso, el nuevo DLE incluye también numerosas novedades en términos no relacionados con el coronavirus. Por ejemplo, se acepta “fascistoide”, con la definición de persona “que tiende al fascismo o autoritarismo” o de “parafascista”, que tiene “semejanza con el fascismo”.

También a la palabra “democracia” se le añaden acepciones “de forma compleja”, con términos como “orgánica”, “representativa” o “popular”. El diccionario ahora recoge “intifada”, para hablar de “insurrección popular palestina protagonizada por los jóvenes frente a las fuerzas israelíes de ocupación”.

Foto de las librerías de la Real Academia Española
El director de la Real Academia Española ha reconocido que la elaboración de estos diccionarios es “un trabajo severo, laborioso y muy riguroso”, muchas veces expuesto a la crítica©GettyImages

Es novedad también la palabra “provida”, que habla de quien “se opone al aborto inducido, a la investigación con embriones humanos y a la eutanasia”. O “macho alfa”, que alude al ”macho dominante en un grupo de animales sociales”. La Academia no se ha olvidado tampoco de palabras tan populares y usadas como ‘finde’ ( para referirse al fin de semana), emoji e incluso avatar. A la vez que ha incorporado una gran variedad de términos gastronómicos como marmitako, con ‘K’, que alterna con la grafía marmitaco, así como chenchén , arepa, nacho o faláfel .

El director de la Real Academia Española (RAE), Santiago Muñoz Machado, ha reconocido que la elaboración de estos diccionarios es “un trabajo severo, laborioso y muy riguroso”, muchas veces expuesto a la crítica. ”No pretendemos en modo alguno inventar nada. Somos testigos y notarios de cómo hablan los hispanohablantes”, ha destacado.