1. home
  2. /Divulgación

Así se propaga el Covid-19 en la sala de espera de un hospital

Una investigación aporta información importante para contener la expansión del virus en espacios cerrados

3 Minutos de lectura

01 de Noviembre 2020 / 12:59 CET

Hospital outpatient waiting room

La simulación se hizo en la sala de espera de un hospital

© GettyImages

El coronavirus permanece durante un tiempo determinado en distintas superficies y por ello es muy importante mantener la limpieza e higiene. Tras darse a conocer que el Covid-19 se puede propagar a través de las superficies de un hospital, un último estudio muestra cómo se extiende el virus en la sala de espera de un centro sanitario a través de las gotitas salivales y aerosoles que se expulsan de la boca debido a los sistemas de ventilación.

Los resultados del estudio, realizado por Ergon Research y la Sociedad Italiana de Medicina Ambiental (SIMA), se publicaron en la revista científica ‘Environmental Research’, y “proporcionan una mayor e importante información para contener la propagación del virus en espacios cerrados”, según cuentan en un comunicado publicado en la página web del hospital.

Con una simulación 3D creada por los investigadores del Hospital Pediátrico Bambino Gesú de Italia reproducen “virtualmente la sala de espera de una sala de emergencias pediátricas equipada con un sistema de ventilación, con 6 niños y 6 adultos sin máscaras en su interior”. En ese entorno, se recrea el movimiento exacto de esas partículas biológicas en los 30 segundos posteriores a cuando alguien tose en tres escenarios diferentes: por un lado, con el sistema de aireación apagado, luego a velocidad estándar y por último, a doble velocidad, evaluando así cuánto aire infectado respira cada una de las personas que están en la sala de espera.

Empleando una serie de parámetros físicos que regulan la dispersión aérea de partículas biológicas (velocidad, aceleración, cantidad, diámetro de la gota, turbulencia, movimientos conectivos generados por el aire acondicionado), obtuvieron una simulación 3D “físicamente correcta ”, que reproduce qué sucedería exactamente en un entorno real.

LOS RESULTADOS

Los resultados del estudio confirman que los sistemas de aire acondicionado y de climatización juegan un papel fundamental en el control de la propagación de las gotículas y aerosoles expulsados con la respiración en escenarios cerrados. Confirman además que por primera vez se ha documentado que duplicar el caudal de aire acondicionado (calculado en metros cúbicos por hora) dentro de una habitación cerrada reduce la concentración de partículas contaminadas en un 99,6% .

Así mismo, en el escenario recreado con el doble de velocidad provoca la dispersión en el aire de gotitas más rápido y a mayores distancias que el aire acondicionado estándar o apagado: con el aire acondicionado apagado, las personas más cercanas al niño que tose (1,76 metros en la simulación) respiran el 11% del aire contaminado mientras que los más lejanos (4 metros) no son alcanzados por la “nube” infectada.

Así se propaga el coronavirus en una sala de espera de hospital
Los resultados confirman que los sistemas de aire acondicionado juegan un papel fundamental en el control de la propagación©Hospital Pediátrico Bambino Gesù

Con el sistema de doble velocidad se reduce la concentración de contaminación y las personas más cercanas respiran un 0,3% , pero incluso las más alejadas se alcanzan rápidamente, que en este caso respiran un 0,08% de aerosol contaminado, porcentajes muy bajos y sustancialmente irrelevantes para el propósito de contagio.

“El intercambio de aire en las habitaciones también a través de la activación de sistemas de aireación, purificación y ventilación mecánica controlados científicamente validados, es fundamental en la dilución del virus y en su transferencia, en la medida de lo posible, al exterior, es decir, en la mitigación de los contaminantes biológicos presentes en gotitas, reduciendo significativamente la concentración del patógeno en el aire. Esto, junto al uso de medios de barrera (mascarillas, espaciamiento e higiene de manos), representa hoy en día la principal herramienta para reducir el riesgo de contagio en los entornos vecinos”, explica en el informe del estudio el profesor Alessandro Miani.

ASÍ SE PROPAGA EL VIRUS EN OTRAS SUPERFICIES

Hace unos meses se publicó también cómo se propagaba en las superficies de un hospital tras dejar el ADN del virus en la barandilla de una cama y se encontró en casi la mitad de todos los sitios analizados a través de una sala en 10 horas y persistió durante al menos cinco días, según un nuevo estudio de la University College London y el Hospital Great Ormond Street (Reino Unido).

En lugar de utilizar el virus del SARS-CoV-2, los investigadores replicaron artificialmente una sección de ADN de un virus que infecta a las plantas, que no puede infectar a los seres humanos, y lo añadieron a un mililitro de agua en una concentración similar a las copias del SARS-CoV-2 que se encuentran en las muestras respiratorias de los pacientes infectados.

Los investigadores colocaron el agua que contenía este ADN en el pasamanos de una cama de hospital en una habitación de aislamiento, es decir, una habitación para pacientes de mayor riesgo o infectados, y luego tomaron muestras de 44 sitios en toda una sala de hospital durante los cinco días siguientes.