Todo lo que te puede pasar si usas mascarillas en mal estado… además de estar desprotegido

No respetar los tiempos indicados puede desembocar en afecciones respiratorias o dermatológicas, entre otras

2 Minutos de lectura

30 de Octubre 2020 / 19:07 CET

Young female seamstress trying on a freshly made fabric face mask

Las mascarillas tienen un tiempo limitado de uso y si no se respeta pueden ser contraproducentes para la salud

© GettyImages

A estas alturas, conscientes de la importancia que tiene para protegernos y frenar la pandemia del coronavirus, la población la ha convertido en un elemento más de su día a día. Su funcionamiento es sencillo, pero son muchos los ciudadanos que no la emplean correctamente mermando, así, sus propiedades. Esto es todo lo que te puede pasar si usas mascarillas en mal estado.

Enfermedades respiratorias

La mascarilla nos obliga a respirar de manera constante los virus y bacterias que se acumulan en ella debido al uso excesivo del mismo protector. Esto hace que su efectividad disminuya exponiéndonos a sufrir una neumonía bacteriana o vírica, un riesgo que aumenta con la edad ya que la capacidad de reacción del sistema inmune disminuye. A esto hay que añadir que aquellos pacientes que hayan superado el Covid-19 recientemente están expuestos a un mayor peligro.

Otra de las afecciones que pueden llegar por usar mascarillas en mal estado es el asma: las personas que ya lo padecen están menos protegidos cuando usan aquellas que han perdido su eficacia y su enfermedad puede empeorar o causar una crisis grave.

Teacher using hand sanitizer with kids going back to school
Una de las afecciones que puede causar es neumonía bacteriana o vírica además de agravar el asma©GettyImages

Problemas dermatológicos

La mascarilla está en constante contacto con la piel y ésta puede sufrir más de la cuenta si no se siguen las recomendaciones de uso. La falta de hidratación y limpieza además del uso de maquillaje en algunos casos pueden provocar acné, rosácea, irritación o picor. Por lo tanto, hay que estar pendientes de la zona, lavarnos la cara antes y después de usar la mascarilla, usar un limpiador adecuado, hidratar la piel, cambiar el maquillaje por cremas con color y emplear protección solar aunque sea invierno.

Si aparecen roces en el rostro se pueden tratar con cremas que incluyen corticoides para reducir la inflamación y si el problema lo tenemos en las orejas es aconsejable utilizar los dispositivos que enganchan las gomas y las sitúan detrás de la cabeza. Por último, si el problema deriva en un herpes orofacial debemos acudir a un especialista que, probablemente, nos mandará antibióticos o antivirales orales.

Passengers wearing protective masks in public bus, Spain
La piel sufre en exceso por su constante contacto y por ello, hay que tomar precauciones para cuidarla©GettyImages

Mal olor

Las mascarillas están hechas de materiales inodoros. Los restos de saliva que se quedan en ellas son los que causan el mal olor, que, efectivamente, aparece con el uso y, sobre todo, cuando nos las ponemos durante más tiempo del recomendado. Además, el filtro se satura perdiendo su capacidad de protección e incrementando la fetidez.

Eso sí, la Sociedad Española de Periodoncia y Osteointegración (SEPA) apunta que esta sensación no siempre está causada por la mascarilla. Existe otra razón como la halitosis, un problema que afecta al 30% de la población adulta y del que muchos ciudadanos no han sido conscientes hasta que se han visto obligados a protegerse frente al coronavirus.