De las de tela a las quirúrgicas: así es el porcentaje de eficacia de las mascarillas contra el Covid

Un experimento pionero de la Universidad de Tokio ha calculado el nivel de protección que ofrece cada tipo

2 Minutos de lectura

24 de Octubre 2020 / 13:14 CEST

Pensive tired young male healthcare worker looking away wearing a n95 protective face mask

Las mascarillas N95 son las que más protegen

© GettyImages

El uso de las mascarillas se ha convertido en un accesorio en nuestro día a día, y es seguro que ha venido para quedarse durante bastante tiempo. Gracias a ellas se reduce el riesgo de contagio de Covid-19, pero no todos los tipos de mascarillas protegen igual. Hay una diferencia entre las de tela, las quirúrgicas y las de algodón. Ahora un experimento ha tratado de demostrar cómo protegen las mascarillas y cuál es el porcentaje de eficacia en cada uno de los tipos.

Los artífices de esta investigación están en el Instituto de Ciencias Médicas de la Universidad de Tokio y apostaron por realizar un simulador de infección del virus SARS-CoV-2 con dos cabezas de maniquíes colocadas frente a frente dentro de una vitrina, una de ellas con un nebulizador expulsando el virus y la otra con un ventilador que simulaba la respiración humana.

Así el experimento consistió en: uno de los emisores que no llevaba protección y un receptor que usaba una mascarilla. El segundo, usando una de tela, tuvo una reducción de entre el 20 y el 40% en la absorción de virus, mientras que con una mascarilla quirúrgica la absorción fue de entre el 47 y el 50%. Sin embargo, con una N95 colocada apropiadamente la reducción fue de entre el 79 y el 90%.

Cuando al emisor le colocaron una mascarilla, de tela o quirúrgica desechable, el contagio del receptor, que estaba descubierto, se redujo en más del 70% en ambos casos, mientras que con la N95 colocada apropiadamente se alcanzó casi el 100%.

También demostraron que el riesgo de infección sigue latente aunque ambos maniquíes estén protegidos por una mascarilla. Si ambos lo usan una de algodón, la probabilidad de inhalar el virus es del 30%, y en el caso de las quirúrgicas es de un 20 y 30%.

AJUSTAR BIEN LAS MASCARILLAS

Además, del tipo de mascarilla también se han realizado distintos estudios sobre la importancia de llevarla bien ajustada a al cara. La Universidad Tecnológica de Delf demostró también con la cabeza de un maniquí que expulsaba aire cómo llevar la mascarilla mal ajustada propaga la expansión de gotículas por los laterales. Y cómo es peor estar detrás de esa persona que delante.