Mujeres en la historia: Florencia Pinar, poeta del ‘Cancionero general’ de 1511

Dama de la corte de Isabel I de Castilla, escribió bellos versos de amor hace más de 500 años y participó en justas poéticas

3 Minutos de lectura

23 de Octubre 2020 / 13:19 CEST

Mujeres en la historia

Florencia Pinar escribió fundamentalmente sobre el amor, el amor cortesano, el no correspondido, el idílico y noble, el que atrapa y envuelve, el secreto y prohibido o el que te aprisiona sin remisión

© Biblioteca Nacional

El pasado día 19 de octubre se celebraba en España el “Día de las Escritoras” como homenaje y recuerdo a todas aquellas mujeres que, a lo largo de los siglos, tomaron la pluma para plasmar sobre el papel sus creaciones, ideas y sentimientos en textos de todo tipo: religiosos, novelas, romances, villancicos, glosas, canciones... A veces lo hacían para ellas mismas, en otras ocasiones firmaban bajo pseudónimo masculino para que fueran publicadas y por último, están las que escribieron obras que vieron impresas y pudieron hacer de la escritura su oficio con mayor o menor éxito y fortuna.

De algunas de ellas ya he escrito en esta misma sección (Sor Marcela de san Félix, Sor Juana Inés de la Cruz, “Fernán Caballero”, Emilia Pardo Bazán, Concha Espina...). Si echamos la vista atrás comprobaremos que siempre hubo mujeres dedicadas y apasionadas por tan noble y creativa disciplina. Muchas de ellas -las citadas son una pequeña muestra- son autoras de referencia hoy en día por la calidad de sus composiciones literarias. Lógicamente, con el transcurrir de los siglos y una más accesible educación cada vez ha habido más escritoras que han podido dedicarse sin ningún tipo de cortapisas a ello.

En esta semana, recordando precisamente el citado “Día de las Escritoras”, quiero contarles brevemente sobre una de ellas, Florencia Pinar, dama del siglo XV que he descubierto recientemente. Más que de ella -se desconoce mucho de su biografía- quiero resaltar su pequeña pero significativa y notable obra poética que mereció la atención nada menos que de Hernando del Castillo cuando hizo su compilación de destacados autores en su ”Cancionero general”, obra de referencia sobre poesía castellana del siglo XV fundamentalmente.

Mujeres en la historia
De los más de doscientos autores del Cancionero sólo dos eran mujeres, la citada Florencia Pinar y Leonor Centellas, marquesa de Cotrone©Biblioteca Nacional

Publicado por vez primera en Valencia (1511), tuvo un notable éxito y se reeditó en varias ocasiones a lo largo de las siguientes décadas. En dicha recopilación, Hernando incluyó a lo más granado del ámbito literario -entre ellos personajes insignes como el marqués de Santillana, Jorge Manrique,...- y algunos de sus más destacados romances, canciones, poemas amorosos, de temática religiosa, glosas, villancicos, etc.

Pues bien, de los más de doscientos autores del Cancionero sólo dos eran mujeres, la citada Florencia Pinar y Leonor Centellas, marquesa de Cotrone, lo que no debe extrañar demasiado si tenemos en cuenta que estamos hablando del siglo XV. Si me centro en la primera es porque de ella se incluyen tres canciones y un glosa por un única invención de la segunda, género literario que se cultivaba en aquella época.

Florencia Pinar (¿1470-1530?), fue una mujer de cierta posición social que entró a servir como dama de la corte de la reina Isabel I de Castilla. Como otras muchas cortesanas de las que se rodeó su majestad, poseía una notable cultura, dominaba varias disciplinas y era conocedora de los clásicos. Esto es bien palpable cuando uno se detiene en las bellas canciones compuestas por ella y que reflejan su dominio de la escritura, la rima, figuras retóricas y concepciones figurativas muy presentes en los romances y cancioneros de su tiempo.

Su hermano fue el notable Jerónimo de Pinar, autor de “El Juego Trobado”, composición poética creada para la misma reina Isabel y que, a modo de juego de adivinanzas, identificaba a cada personaje con un árbol o planta, un ave, una canción y un refrán. Con estas pistas debían los jugadores adivinar las 40 damas y seis miembros de la familia real que se escondían en cada una de las estrofas. Un divertimento ingenioso para la Corte que se podía jugar con dados o naipes y que Hernando del Castillo incluyó íntegramente en el citado ”Cancionero general”.

Volviendo a Florencia Pinar, es ella la primera mujer de la que se tiene constancia documental que participó en las tan celebradas justas poéticas de su tiempo. Escribió fundamentalmente sobre el amor, en la concepción de una mujer de su época y posición: el amor cortesano, el no correspondido, el idílico y noble, el que atrapa y envuelve, el secreto y prohibido, el que te aprisiona sin remisión.

Mi canción preferida de Florencia es “El amor ha tales mañas”, un canto a la profundidad que conlleva ese sentimiento amoroso que todos hemos sentido alguna vez. Con sus estrofas les dejo, como testimonio del bello estilo que demostraba una de esas escritoras que ya había, en estas tierras, hace más de 500 años...

“El amor ha tales mañas

que quien no se guarda dellas,

si se le entra en las entrañas,

no puede salir sin ellas

El amor es un gusano

bien mirada su figura

es un cáncer de natura

que come todo lo sano.

Por sus burlas, por sus sañas,

dél se dan tales querellas

que si entra en las entrañas,

no puede salir sin ellas.“

Daniel Arveras es periodista y escritor. Su último libro es “Conquistadores olvidados. Personajes y hechos de la epopeya de las Indias”.