Yassine, el niño de 15 años que ha salvado su vida gracias a un trasplante único en el mundo realizado en España

Ha sido el primero en realizar un procedimiento para que el paciente reciba varios órganos y no los rechace

2 Minutos de lectura

21 de Octubre 2020 / 15:44 CEST

Coronavirus Emergency In Madrid

El Hospital La Paz ha sido el primer centro del mundo que ha llevado a cabo esta técnica para evitar el rechazo en los trasplantes

© GettyImages

Un trasplante multivisceral y de progenitores hematopoyéticos: este es el original e innovador procedimiento que han empleado en el hospital La Paz de Madrid para salvar la vida de Yassine, un niño de 15 años. Un método único y pionero a nivel mundial con el que han evitado el mayor problema de estas operaciones: el rechazo de órganos.

Yassine padece displasia epitelial intestinal, la misma dolencia por la que su hermano perdió la vida. La suya es una enfermedad congénita y hereditaria que impide a su intestino absorber los nutrientes debido a un problema en la mucosa. No puede comer ni beber de forma natural y por esta razón necesita ser alimentado mediante nutrición parenteral: para ello debe conectarse a una máquina por vía intravenosa entre 16 y 24 horas al día.

Tal y como explica NUPA, los pacientes como Yassine necesitan recibir hasta ocho órganos vitales.Él ya había pasado por ese tipo de procesos dos veces: fue sometido a un trasplante de intestino y a otro multivisceral, pero ambos terminaron en rechazo. Ahora, después de varios años con tratamientos complementarios, ha llegado la operación definitiva.

El niño sufría displasia epitelial intestinal
A sus quince años, Yassine no podía comer ni beber de forma natural así que lo hacía a través de una máquina©Asociación NUPA

El primero del mundo

La técnica que han empleado en La Paz, como decíamos antes, es original, innovadora y pionera. El procedimiento ha sido el resultado de años de investigación en el Instituto de Investigación del Hospital La Paz (IdiPAZ) y ha sido realizado por la Unidad de Rehabilitación Intestinal, el Servicio de Hemato-Oncología Pediátrica y la Unidad de Médula del Servicio de Hematología.

El objetivo era enseñar al organismo a tolerar el injerto, tal y como explica el doctor Francisco Hernández Oliveros, el cirujano pediátrico y principal investigador de esta nueva técnica: “Consistía en que, además del injerto del trasplante multivisceral, el paciente recibiría las células del donante que pensábamos que iban a favorecer que el órgano se tolerara mejor evitando el rechazo, que es el mayor problema que había”.

Nueva vida

Yassine fue sometido a un trasplante multivisceral y a uno de médula ósea por el que se sustituye la médula por precursores hemapoyéticos nuevos y sanos del mismo donante. Así es cómo se induce tolerancia a todos los órganos trasplantados para disminuir el riesgo de rechazo. Y después de diez meses en la residencia de acogida de NUPA, ha recibido el alta tras un postoperatorio largo y difícil y está contento con su “nueva tripa” como él mismo dice.

Yassine y sus padres (Larbi y Salija) viven en un pueblo de Bilbao así que ha sido la Asociación NUPA la encargada de facilitarles un hogar y todo lo necesario para vivir en Madrid temporalmente. Su residencia de acogida ofrece ayuda integral a las familias en las que hay pacientes con fallos intestinales, nutrición parenteral y trasplantes múltiples. De esta manera convierten una situación complicada en algo más llevadero.

tags: