Un ‘gatito’ de 37 metros y 2.000 años de antigüedad: así es el nuevo geoglifo hallado en Perú

El felino fue dibujado en las laderas de una colina en mitad del desierto de la región de Nazca unos doscientos años antes de nuestra era

2 Minutos de lectura

19 de Octubre 2020 / 13:38 CEST

geoglifos Perú

Las llamadas Líneas de Nazca fueron descubiertas en 1927

© @MinCulturaPe

Un mono, una araña, un pájaro y ahora un gato. Un tierno felino de unos 37 metros de largo reposando sobre una colina arenosa es la nueva figura que los arqueólogos del Ministerio de Cultura peruano han encontrado en el Parque Arqueológico de Pampa de Nazca, hogar de los famosos geoglifos que forman parte del listado de Patrimonio Mundial de la Unesco desde 1994.

Peru: Nasca, Geoglyphe (Scharrbild)
Los geoglifos representan criaturas vivas, seres fantásticos o figuras geométricas©GettyImages

Cuando ya se pensaba que no aparecían más dibujos de este tipo, o al menos no de este tamaño, unas obras para mejorar el acceso al principal mirador del parque “desenterraban” este nuevo dibujo, que ha permanecido oculto a la vista de todos durante 2.000 años. “La figura apenas se veía y estaba a punto de desaparecer, porque se encuentra en una pendiente bastante empinada y propensa a los efectos de la erosión natural” ha señalado el Ministerio de Cultura de Perú en un comunicado.

Johny Isla, arqueólogo jefe del sistema de gestión del Parque Arqueológico Nazca-Palpa señaló a la agencia Efe, que el gato es anterior a la cultura Nazca, que creó la mayoría de las figuras entre el 200 y el 700 d.C. y que debido a sus características pertenece a finales de la era de Paracas, que fue del 500 a. C. al 200 d. C. “Las figuras de Paracas, por ejemplo, muestran aves, gatos y personas que son fácilmente comparables a estos geoglifos”. Y además añade: “El significado de los geoglifos de Nazca tiene algo seguro como respuesta: estaban vinculados al agua y la fertilidad. Nada extraño para un pueblo que vivía en un desierto y para el que el agua era central (...) Pero estos nuevos, más pequeños, que aparecen en grupos, pues entrañan una concepción distinta: están hechos para que la gente los vea”. Así, mientras las figuras de la cultura Nazca están hechas ”por hombres para los dioses”, las de los paracas ”son de hombres para los hombres”, dijo.

El experto también ha señalado que las nuevas tecnologías, en concreto el uso de drones les ha permitido explorar y tomar imágenes de las laderas de las colinas que de otra formas les habría sido imposible.

tags: